Así ha cambiado Mario Vaquerizo: De periodista y mánager casado con Alaska a estrella televisiva y líder de Nancys Rubias

¡QUIÉN TE HA VISTO Y QUIÉN TE VE!

Así ha cambiado Mario Vaquerizo: De periodista y mánager casado con Alaska a estrella televisiva y líder de Nancys Rubias

En Bekia repasamos la gran evolución del cantante, periodista, representante, escritor y personaje televisivo desde antes de que conociese a su mujer Alaska hasta la actualidad.

Mario Vaquerizo a su llegada al desfile de la colección 'Limited Edition' de Women'secretMario Vaquerizo a su llegada al desfile de la colección 'Limited Edition' de Women'secret

Look total black, pelo largo, pantalones pitillo, pómulos marcados, brazos tatuados... la imagen de Mario Vaquerizo es inconfundible y difícilmente pasa desapercibida. Estamos acostumbrados a verle con un look muy marcado con el que el marido de Olvido Gara, más conocida como Alaska, ha creado todo un icono artístico, que se dedica tanto a la música como a hacer sus pinitos en el mundo de la televisión ya sea como colaborador en programas, como celebrity en un reality o actor en series de éxito; además de haber publicado su propia autobiografía.

Durante la pasada década, Vaquerizo no lucía su característica melena negra tal y como la conocemos hoy, al igual que su mujer Alaska, que entonces llevaba el pelo naranja. Sin embargo, pocos más han sido los cambios estéticos del cantante de Nancys Rubias durante los últimos 10 años.

Mario Vaquerizo en el Glamour Street Fashion Show 2014Mario Vaquerizo en el Glamour Street Fashion Show 2014

En cambio, si nos remontamos a los años noventa y principios de los 2000, vemos que poco o nada queda de la imagen actual de Mario Vaquerizo, que con los años ha ido formando ese personal estilo glam-rock que tanto le caracteriza. Porque, si antes de saltar a la fama, el artista parecía un 'niño pijo' y había estudiado periodismo, después nacería la estrella de look andrógino que se atreve con todo: desde llevar los ojos ahumados en negro, hasta ponerse tacones en sus conciertos.

Sus primeros años con Alaska

Recién casado en Las Vegas con Alaska, en 1999 Mario Vaquerizo lucía una melena a medio camino entre el pelo corto y el largo que poco a poco fue dejando crecer. Pero, al contrario de la última década, que siempre ha llevado el pelo muy negro, largo y liso, durante la anterior, el cantante y representante de artistas jugaba más con los distintos peinados que se hacía.

Alaska y Mario Vaquerizo en la década de los 2000Alaska y Mario Vaquerizo en la década de los 2000

Así, la hemeroteca nos deja instantáneas de Mario Vaquerizo con una media melena que ha llevado tanto rizada como alisada y frecuentemente con flequillo, ya sea recto o ladeado. Pero su look capilar no ha sido el único cambio en la estética del protagonista del reality show de MTV 'Alaska y Mario'.

Con el cambio de siglo también llegó la revolución a su armario, y si antes era habitual verle en los photocalls con cintas, gorros, abrigos largos y vaqueros rectos o de campana, Vaquerizo, de 41 años, cambió esas prendas por llamativas chupas de cuero, estrechísimos pitillos, botines y mucho cuero, brillo y flecos. Aunque eso sí, con el color negro siempre reinando en su vestuario.

Así era Vaquerizo antes de ser famoso

Y aunque la evolución durante esos años fue notable, si queremos descubrir la verdadera transformación de Mario Vaquerizo hay que remontarse a sus años de juventud, antes de que conociera a la cantante más famosa de la movida madrileña cuando él tan sólo tenía 25 años y ella 36. En la discográfica que trabajaba, él era el encargado de promocionar un álbum de Fangoria cuando surgió el flechazo con la mexicana. Desde entonces, no se han separado el uno del otro y son una de las parejas más consolidadas del panorama nacional.

Mario Vaquerizo cuando tenía veintitantos | Redes sociales / Javier Adrados Mario Vaquerizo a sus veintitantos años | Redes sociales / Javier Adrados

Pero antes de ese primer beso hace casi 17 años, nos encontramos a un joven fan de Mecano que llevaba el pelo muy corto y nada tenía que ver, al menos físicamente, con el personaje televisivo que hoy en día conocemos. Unas imágenes antiguas en las que, aunque se le reconoce totalmente a pesar de sus pasos por quirófano, también se hace difícil imaginarle con ese look y estilismo en la actualidad.

Te puede interesar