Así ha cambiado Lindsay Lohan: De estrella Disney a 'chica mala' de Hollywood

¡QUIÉN TE HA VISTO Y QUIÉN TE VE!

Así ha cambiado Lindsay Lohan: De estrella Disney a 'chica mala' de Hollywood

Hacemos un repaso por los múltiples cambios de look, excesos y retoques estéticos que han transformado la imagen de la actriz desde que triunfaba como chica Disney hasta que comenzaron sus múltiples problemas judiciales.

Lindsay LohanLindsay Lohan

Lindsay Dee Lohan debutó en el mundo de la interpretación como una de las estrellas por excelencia de la factoría Disney, donde su peculiar y carismático aspecto le hizo consolidarse como actriz desde que era pequeña y durante su adolescencia. Sin embargo, poco queda hoy en día de aquella niña pecosa y pelirroja que protagonizó la película 'Tú a Londres y yo a California' en 1998.

Después de realizar trabajos para televisión como personaje esporádico en la serie 'Bette' y su participación en las tv movies 'Life-Size' y 'Get a clue', Lohan volvió a la gran pantalla a los 17 años con la comedia de Disney 'Ponte en mi lugar' (2003) y 'Quiero ser superfamosa' (2004). Sin embargo, su etapa como chica Disney pronto llegaría a su fin ya que, dos años más tarde, realizaría 'Herbie: A tope', su tercera y última colaboración con el estudio.

Lindsay Lohan en sus últimos trabajos para DisneyLindsay Lohan en sus últimos trabajos para Disney

Entre sus últimos trabajos con Disney, Lindsay Lohan protagonizó en 2004 el que es considerado su mayor éxito en la gran pantalla: 'Chicas malas'. Después, la neoyorkina volvió a trabajar en televisión y realizó varios cortometrajes antes de volver al cine en el año 2006 con títulos como 'El último show', donde trabajo con Meryl Streep, o 'Devuélveme mi suerte', co-protagonizada por Chris Pine.

De pelirroja a morena... antes de volverse rubia

Ese mismo año fue la primera vez que Lindsay Lohan dijo adiós a su pelirroja melena para ser morena por exigencias del guion. Así pudimos verla interpretando el papel de Diane en el drama 'Bobby', para dar vida a su personaje en el thriller de 2007 'Sé quién me mató' así como para meterse en la piel de Jude en la película 'El asesinato de John Lennon (Chapter 27)'.

Lindsay Lohan teñida de morena por exigencias del guionLindsay Lohan teñida de morena por exigencias del guion

Después llegaría el cambio opuesto y que más permanecería en el tiempo: Lindsay Lohan se tiñó de rubio para la comedia 'Lo dice Georgia'. Así pudimos verla también en 'Un trabajo embarazoso', la cinta de 2009 donde ya puede apreciarse cómo había comenzado a cambiar físicamente, así como el rumbo que estaba tomando su trayectoria como actriz, donde la polémica empezaba a tomar protagonismo en detrimento de unos papeles, que comenzaban a escasear en su hasta entonces fructífera carrera.

Así, pasaron cuatro largos años hasta que Lindsay Lohan volvió a la gran pantalla. Unos años en los que la actriz contribuyó a su cambiante imagen pasando varias veces por quirófano. Aún no ha llegado a los 30 años, pero sus continuos retoques estéticos han hecho que en la actualidad la actriz parezca mucho mayor de lo que es.

Lindsay Lohan, antes y después de pasar por quirófanoLindsay Lohan, antes y después de pasar por quirófano

De este modo, la neoyorkina perdió la expresión y la frescura que tanto caracterizaba su rostro durante los primeros años de su carrera artística y es que, las distintas operaciones y el abuso del botox, entre otras cosas, son culpables de que la imagen de Lohan poco o nada tenga que ver con la de la joven promesa que triunfó hace una década.

Una rubia 'poco' legal

Al igual que su carrera artística, la imagen física de Lindsay Lohan también sufrió la decadencia presente en su vida personal desde el año 2007, cuando fue detenida por conducir bajo los efectos del alcohol y en posesión de cocaína y comenzaron sus múltiples problemas con la Justicia como consecuencia de los sucesivos desplantes de la actriz, así como su recurrencia a la hora de delinquir. De hecho, desde que comenzó la presente década, ha sido más habitual ver a la actriz en los juzgados o realizando servicios para la comunidad para evitar la cárcel, que en las películas de cartelera o sobre las alfombras rojas de Hollywood, donde se la comenzó a tildar de 'juguete roto'.

Las fichas policiales de Lindsay Lohan Las cinco fichas policiales de Lindsay Lohan

En 2011, Lohan fue condenada a arresto domiciliario durante 35 días tras haber robado un collar valorado en 2.500 dólares en una joyería de Venice Beach. Lejos de solucionarse su situación judicial, unos meses más tarde, Lohan perdió su libertad condicional después de haber sido expulsada, hasta en 9 ocasiones, del centro para mujeres de bajos ingresos de Los Ángeles donde debía cumplir parte de su condena. Tras pagar la fianza, la actriz comenzó sus trabajos comunitarios en una morgue.

Durante toda esta polémica época, la actriz ofreció su imagen pública menos favorecedora, no sólo por su conducta, también por su antinatural look, en el que destaca su melena de color rubio platino, con el que, ese mismo año, posó desnuda para la revista Playboy emulando a Marilyn Monroe. Tras todas las polémicas y escándalos alrededor de su persona, a principios de 2012, Lindsay Lohan reapareció con flequillo en la gala amfAR de Nueva York bastante desmejorada y casi irreconocible.

Lindsay Lohan en un acto celebrado en Los ÁngelesLindsay Lohan en un acto celebrado en Los Ángeles

En mitad de todos sus problemas personales, Lindsay Lohan recibió una nueva oportunidad laboral que nos permitió verla de morena de nuevo. Y es que la que fuera Chica Disney se metió en la piel de Elizabeth Taylor para rodar 'Liz and Dick', una tv movie sobre la actriz. Además, Lohan también consiguió otro trabajo para televisión: Hacer un cameo en la serie musical 'Glee'.

Sin embargo, a pesar de que la artista confesó estar emocionada con sus nuevos proyectos y dispuesta a dejar atrás su pasado, la polémica no se alejaró de ella y volvió a verse envuelta en diversos problemas legales como una denuncia por agresión, una pelea en un club, un desalojo de una fiesta por montar escándalo, una deuda de miles de dólares con una clínica de belleza y otra con un hotel o su detención por atropello.

Lindsay Lohan como la legendaria Elizabeth Taylor en el rodaje de 'Liz and Dick'Lindsay Lohan como la legendaria Elizabeth Taylor en el rodaje de 'Liz and Dick'

En lo profesional, la conducta de Lindsay Lohan tampoco era mucho más positiva puesto que, durante los tres días de rodaje de 'Glee', donde se interpretó a sí misma, la intérprete rubia llegó varias horas tarde, comportándose como una diva y con el papel sin preparar. Por otra parte, acostumbrada a ser cuestionada por su vida personal, Lohan no llevó nada bien las malas críticas a su interpretación de Liz Taylor.

Respecto a su look, la artista comenzó a oscurecer su tono de rubio, que poco a poco se fue transformando en su pelirrojo natural a lo largo del año 2012, como pudo verse ese mismo verano, cuando, al menos en lo que respecta a su pelo, Lindsay Lohan volvió a parecerse a quien fue antes de su peor época.

Lindsay Lohan en el estreno de la tv movie 'Liz and Dick'Lindsay Lohan en el estreno de la tv movie 'Liz and Dick'

Sin embargo, antes de acabar el año, Lindsay Lohan volvió a sorprender con un llamativo cambio de look en el estreno de su biopic 'Liz and Dick', donde, aunque pelirroja, reapareció teñida con un tono rojizo mucho más oscuro del habitual. Y aunque la actriz mantuvo esta imagen durante unos meses, a principios de 2013, volvió a lucir el pelirrojo claro que había llevado durante la última época, desde que dejara atrás el rubio pollo.

Vuelta al pelirrojo y al cine... con 3 nominaciones a Peor Actriz en los Razzie

Dos años después de su última aparición en la cartelera con 'Machete', Lindsay Lohan volvió a emular a Marilyn Monroe en su vuelta a la gran pantalla con la cinta 'InAPPropriate Comedy', donde se interpretó a sí misma, al igual que hizo, ese mismo año, en la quinta entrega de 'Scary Movie'. Y a pesar de la actriz tenía que hacer de Lindsay Lohan, ambas cintas le valieron una doble nominación a Peor Actriz de Reparto en los Premios Razzie 2014, los conocidos 'anti-Oscar'.

Lindsay Lohan en la premiere de 'Scary Movie 5'Lindsay Lohan en la premiere de 'Scary Movie 5'

Sin embargo, esa no fue la única película que la intérprete neoyorkina estrenó en 2013: También protagonizó el thriller 'The Canyons', con el que completó sus candidaturas en la 34 edición de los Razzie, nominada en este caso a Peor Actriz, aunque, para bien o para mal, no se llevó ninguno de los galardones a los que optaba por partida triple. Lo que sí consiguió fue que su compañero de reparto no hablase muy bien de ella. "Había días en los que solo lloraba y gritaba y se negaba a salir de su camerino. Lindsay era una niñata", dijo el actor James Deen sobre el rodaje. Desde entonces, ya han pasado tres años y Lohan no ha vuelto a hacer ninguna otra película.

Los excesos también produjeron cambios en su imagen

Los diferentes tintes, la evolución de su estilo y la cirugía estética no son los únicos factores que han intervenido en la radical transformación que ha sufrido Lindsay Lohan. Los excesos en su agitada vida nocturna y sus adicciones al alcohol y a otras sustancias como el Adderall o la cocaína hicieron que tanto su éxito como actriz, como su buena imagen se vieran eclipsadas por una denostada conducta que la hizo entrar y salir varias veces de la cárcel, así como de varios centros de rehabilitación.

Lindsay Lohan después de salir de la clínica de rehabilitaciónLindsay Lohan después de salir de la clínica de rehabilitación

En agosto de 2013, Lindsay Lohan comenzó a grabar 'Lindsay', su propio docu-reality biográfico en la cadena de Oprah Winfrey, donde confesó sus problemas para rehabilitarse. "Es duro cuando has reincidido y estás intentando mantenerte sobria. Es algo que asusta", dijo entonces después de haber estado ingresada hasta en seis ocasiones en centros de desintoxicación.

Te puede interesar