Alice Campello y Álvaro Morata disfrutan de unas vacaciones en Ibiza con sus hijos tras el asalto a su casa

MÁS RELAJADOS

Alice Campello y Álvaro Morata disfrutan de unas vacaciones en Ibiza con sus hijos tras el asalto a su casa

La pareja ha hecho las maletas junto a sus mellizos después de vivir un momento bastante angustioso en su casa de Madrid.

Alice Campello y Álvaro Morata disfrutan de unas vacaciones en Ibiza con sus hijos tras el asalto a su casa

Álvaro Morata y Alice Campello han querido poner tierra de por medio después e haber vivido un momento bastante agridulce en sus vidas. La casa familiar de la pareja fue asaltada por unos ladrones cuando la modelo se encontraba dentro con sus dos hijos y el futbolista estaba cumpliendo con sus compromisos profesionales con la Selección Española de fútbol.

La familia al completo ha volado hasta Ibiza aprovechando que el futbolista no tiene ningún compromiso a la vuelta de la esquina en los próximos días. El matrimonio ha sido visto paseando por la isla pitiusa mientras llevaban a sus hijos Leonardo y Alessandro en un carrito para mellizos. Los dos, como han demostrado en otras muchas ocasiones, tienen mucha complicidad, compartiendo sonrisas y continuos gestos de cariño.

Alice Campello y Álvaro Morata de paseo por Ibiza on sus hijosAlice Campello y Álvaro Morata de paseo por Ibiza on sus hijos

También se derriten con sus dos pequeños, quienes cada vez están más espabilados y dan paso a momentos muy graciosos como enseña su mamá a través de su cuenta de Instagram. Lo cierto es que han demostrado que al mal tiempo, buena cara, y que ellos están centrados en el futuro intentando olvidar lo sucedido, aunque es normal que hayan estado asustados.

Ahora están más relajados

En cuanto a las informaciones policiales, parece que unos encapuchados accedieron a la casa que tienen en La Moraleja, en Madrid, después de haber escalado por sus muros. Sin esperar que hubiese alguien dentro, robaron relojes con un gran valor económico y joyas importantes para la modelo, pero por suerte no les pasó nada. Mientras que se produjo el robo la modelo estaba en su casa con sus dos hijos acompañados por una empleada del hogar, y en todo momento las dos intentaron mantener la calma para no asustar a los niños.

Te puede interesar