Quentin Tarantino junto a Brad Pitt y Leonardo DiCaprio en el rodaje