María Patiño a su llegada a los juzgados