Olivier Sarkozy y Mary-Kate Olsen viendo un partido del US Open

Las Olsen: hermanas nacidas para el éxito