Kylie Jenner y Kendall Jenner en una campaña publicitaria

Los Kardashian-Jenner, una familia unida