Las cámaras de 'Sálvame' se cuelan en la lujosa urbanización de Jesulín de Ubrique y María José Campanario
VÍA LIBRE

Las cámaras de 'Sálvame' se cuelan en la lujosa urbanización de Jesulín de Ubrique y María José Campanario

La dirección de la edificación se ha visto obligada a retirar la valla que la rodeaba por una orden de la Junta Directiva local.

Las cámaras de 'Sálvame' se cuelan en la lujosa urbanización de Jesulín de Ubrique y María José Campanario

Hace pocos días se anunciaba en 'Sálvame' que María José Campanario y Jesulín de Ubrique podrían tener serios problemas por culpa de la urbanización de Arcos de la Frontera en la que eligieron vivir. Se trata de un complejo construido en un entorno privilegiado al que no le falta de nada, salvo una valla de seguridad. Al parecer, en el plan de construcción se especificaba que la edificación sería de carácter público y no privado, por lo que la Junta Directiva local ha ordenado a la dirección de la villa retirar el cerco que la rodeaba antes del 19 de junio de 2018.

De este modo, la entrada a los curiosos estaría totalmente permitida y serían muchas las personas las que podrían observar de cerca la fachada de la casa de 2.000 metros cuadrados y tres plantas de altura en la que el torero y la odontóloga conviven. De hecho, el reportero de 'Sálvame' que se encontraba en el lugar para relatarlo todo en pleno directo, no pudo aguantar hasta que se retirara la alambrada e intentó entrar con ella todavía puesta.

El reportero celebró entrar al recinto mientras Belén esteban sonreía / Telecinco.esEl reportero celebró entrar al recinto mientras Belén esteban sonreía / Telecinco.es

Después de una charla negociando con el guardia de seguridad, el periodista consiguió entrar a la tierra prometida y mostrar a todos los espectadores cómo es la urbanización que de Ubrique y su mujer eligieron para pasar el resto de sus días. Nada más entrar, a la derecha se encuentra una gran campo de golf con un lago que nada tiene que envidiar al de Covadonga. Justo enfrente, una zona de equitación se alarga hasta el horizonte para que los caballos corran libres con su jinetes. Por desgracia, el intrépido reportero no pudo acercarse hasta la vivienda del matrimonio porque, según él, se encontraba muy lejos.

Mala racha para Campanario

A pesar de que en el magazine se avisaba de que la catalana había encontrado una nueva ilusión que la ayudaría a recuperarse y a seguir adelante, todo indica que a Campanario todavía le falta un largo camino por recorrer antes de salir del oscuro pozo en el que se encuentra. De hecho, hace poco se reunió la mayoría de los miembros del clan Janerio para asistir a un festival taurino y la mujer del diestro fue la única que faltó a tan importante cita, seguramente porque todavía no se encontraba con fuerzas para acudir a un acto público con la prensa.

Te puede interesar