Las razones por las que Kiko Rivera e Isabel Pantoja arrastran problemas en su relación

MALA RELACIÓN

Las razones por las que Kiko Rivera e Isabel Pantoja arrastran problemas en su relación

Madre e hijo no están atravesando un buen momento y está empezando a salir toda la información en lo que respecta a su relación.

Las razones por las que Kiko Rivera e Isabel Pantoja arrastran problemas en su relación

La relación entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja no atraviesa un buen momento pero parece que las desavenencias entre madre e hijo vienen de tiempo atrás. Desde que Kiko Rivera concediera la polémica entrevista en 'Sábado Deluxe' todo ha ido de mal en peor y tanto el uno como el otro han entrado telefónicamente en varios platós para reprocharse cosas que todavía no han arreglado a nivel personal. De hecho son los problemas económicos lo que parecen estar alejando a madre e hijo.

Gema López ha sido una de las personas que más información ha revelado en 'Sálvame' acerca del tema: "Kiko no solo le solicita a su madre la posibilidad de vender Cantora como una manera de solventar los problemas tanto de él como de ella, sino le solicita otra serie de cosas a las que Isabel Pantoja se niega". Parece que uno de los inconvenientes que tiene el DJ es su tío Agustín, quien tiene los poderes de todo: "En la venta de ese piso ha habido movimientos, Paloma García Pelayo habla de una sociedad. Esa sociedad se monta poco después de que Isabel Pantoja entre en prisión", comenzaba diciendo.

Gema López hablando de Kiko Rivera | Foto: telecinco.esGema López hablando de Kiko Rivera | Foto: telecinco.es

"Kiko Rivera le da los poderes a su madre para que gestione con ellos lo que considere y su madre se los da a Agustín y por lo que sé todo eso no se ha movido. Cualquiera de las cosas que se hagan tienen que pasar por Agustín y eso es una cosa que a Kiko le incomoda", revela la colaboradora. "Los problemas de Kiko con Isabel Pantoja vienen por diferentes motivos. Uno es el económico. Kiko lo que no ve bien es que no haya determinadas cosas que no pueda manejar él directamente con su madre y que haya una tercera persona que es quien tiene los poderes y esté manejando. Entiende que la herencia es suya y entiende que es un tema que tiene que hablar con su madre", añade Gema López.

Además, la venta de Cantora puede estar en manos de otra persona que no es Isabel Pantoja: "A esto se suma una cosa más. Cuando Kiko le plantea como posibilidad 'vamos a vender Cantora' hay personas que se oponen a esa compra, probablemente porque no les apetece salir de Cantora, entienden que las circunstancias que están sin dinero aunque no tengan deudas no es el momento de irse a vivir a un piso como el de Fuengirola. Kiko le dice 'si vendemos Cantora me gustaría tener algunos de los objetos de mi padre' e Isabel Pantoja dice no. Esto es algo que no tendría que ver solo con el dinero sino con algo emocional que a Kiko le molesta", añade en torno a la herencia de Paquirri.

El polémico loft de Kiko Rivera

Las informaciones en torno a la venta del loft de Kiko Rivera también han sido de lo más variadas y Gema López cuestiona que Isabel Pantoja pudiera comprar ese piso: "Si Isabel Pantoja no tiene dinero, si parte de sus bienes están embargados, si ha tenido que pedir una nueva prórroga a Hacienda como a mí me consta y se suman intereses de demora y multa, ¿cómo tiene dinero Isabel Pantoja para comprarle un piso a Kiko? ¿Cómo no lo pone a su nombre y sí al de una sociedad?".

Rafa Mora hablando del loft de Kiko Rivera | Foto: telecinco.esRafa Mora hablando del loft de Kiko Rivera | Foto: telecinco.es

Por su parte, Rafa Mora ha contado lo que sabe acerca del tema: "El loft se compra en 2010, yo acompañé a Kiko, lo puso a su nombre y le costó 350.000 euros. No se compra a través de una sociedad. Kiko liquidó toda su deuda con Hacienda, pero lo que sí es cierto, cuando te ponen un embargo tienes que ir a que te lo quiten. Lo que sí que debe Kiko es el último ejercicio. Hay un momento que Kiko se ve muy asfixiado con el loft y ha ido pagando pero le quedará una hipoteca de 1.000 euros al mes. Está agobiado con el covid y demás y se plantea que para pagar esa hipoteca es mejor vender el piso y lo comido por lo servido. Cuando él se lo dice a su madre le dice que no lo malvenda. Él tenía varios compradores, uno que lo conozco y otro que surgió después. Yo tuve una conversación con Kiko porque el loft lo vi una inversión, pero los okupas lo destrozaron. La madre le dijo 'antes que lo vendas me lo quedo para mí'. Dijo 'yo voy pagando las cuotas pero no se vende", concluía.

Te puede interesar