De un nuevo puesto al bonito gesto por parte del Rey: Máximo Huerta desvela cómo fueron sus últimos días en el Gobierno

SU ENTREVISTA MÁS SINCERA

De un nuevo puesto al bonito gesto por parte del Rey: Máximo Huerta desvela cómo fueron sus últimos días en el Gobierno

El periodista se ha sentado junto a Risto Mejide para recordar cómo fue su paso por el Gobierno de Pedro Sánchez y su posterior renuncia tras las críticas que recibió.

De un nuevo puesto al bonito gesto por parte del Rey: Máximo Huerta desvela cómo fueron sus últimos días en el Gobierno

Máximo Huerta se ha sentado junto a Risto Mejide en 'Viajando con Chester' para protagonizar una de sus entrevistas más sinceras. El periodista fue nombrado Ministro de Cultura y Deportes el 6 de junio de 2018, pero su puesto en la cartera del Gobierno únicamente duraría siete días, convirtiéndose en el mandato más breve de la democracia actual, al tener que dimitir tras soportar un sinfín de críticas y ataques que vieron su culmen con el descubrimiento de una deuda a Hacienda que el exministro había eludido doce años antes y que ascendía a más de 200.000 euros. Durante su entrevista con el presentador, Máximo Huerta relata cómo fueron esos siete días en el cargo para él, así como todo lo que tuvo que atravesar después.

Máximo Huerta se sienta junto a Risto Mejide en 'Viajando con Chester' | Foto: CuatroMáximo Huerta se sienta junto a Risto Mejide en 'Viajando con Chester' | Foto: Cuatro

"Para defender aquello que más amas, a veces hay que retirarse. Y yo amo la cultura", aseveró durante su renuncia en 2018, tras la cual, ha revelado, el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le habría ofrecido otro puesto. Sentados en el mítico sofá que caracteriza al programa, en la plaza de Buñol, donde el periodista creció, Máximo Huerta revela lo duro que fue para él superar ese durísimo golpe en su vida profesional y personal. Tras renunciar, asegura que Pedro Sánchez le aconsejó estar callado, unas instrucciones que él decidió seguir: "Ahora, si puedes estar callado, no digas nada. Yo te llamaré cuando todo se calme". Y así fue, dos meses después de su renuncia, Máximo Huerta recibió la llamada.

"Me llamó para ofrecerme un cargo y yo le dije que ni debía ofrecerlo ni yo aceptar, después de todo el revuelo que había habido", cuenta Huerta, echando la vista atrás. Ese cargo que se le fue ofrecido y que tuvo que rechazar pues su conciencia le impedía aceptarlo, era un sueño para él: "Habría sido muy bonito ese cargo, porque siempre fue un sueño". Aunque en un inicio se rehúsa a revelar qué cargo era, termina por contarlo: "Siempre fue un sueño estar en un Instituto Cervantes", cuenta. El periodista explica que la razón por la que decidió rechazar el puesto fue, principalmente, por miedo: "Me habría encantado decir sí, pero tenía tanto miedo a la prensa. Tanto miedo al qué dirán, a las redes, tanto pánico a los diarios digitales... que no acepté, porque no podría haber soportado, yo, como hijo de Buñol, esa presión".

El gesto del Rey

En su recorrido por el pasado, Máximo Huerta ha reabierto muchas heridas, pero hay una, en especial, que aún le duele: el poco apoyo que recibió durante y después. "Ninguno dijo quédate", reconoce, recordando una época en la que lo pasó verdaderamente mal: "Yo no estaba bien, me costó mucho estar bien, estar normal". Pero no todo, en su paso por el gobierno, fue malo para Huerta. También hubo buenos momentos que aún recuerda con cariño, como el bonito gesto que el Rey Felipe VI tuvo con él. Las críticas a Máximo Huerta comenzaron a llegar tras salir a la luz unos tuits antiguos del periodista en los que aseguraba odiar el deporte y no tener conocimientos sobre él. Además, se temía que su figura, muy mediática, fuera una de las más atacadas por eso mismo: por su pasado en televisión.

Máximo Huerta se sincera sobre sus últimos días en el cargo | Foto: CuatroMáximo Huerta se sincera sobre sus últimos días en el cargo | Foto: Cuatro

De la misma forma, el monarca, conocedor, según Huerta, de lo que significa que una figura procedente de la prensa se convierta en el centro de las noticias, quiso ayudar al escritor: "El Rey estuvo muy simpático. El otro día le di las gracias otra vez", comienza explicando el periodista, a quien, tras jurar el cargo, le hizo acompañarlo a un acto deportivo: "Me dijo: 'Hijo, madre mía, lo que te están dando con el deporte'", y, seguidamente, le invitó a ser su acompañante: "Le dije: 'pero si no tengo la cartera todavía, solo acabo de prometer el cargo'. Hizo un gesto, vinieron todos, y le dijo al Presidente: 'Se viene conmigo a despedir a la Selección Española'".

El motivo por el que el Rey tomó esa decisión fue muy claro: "Me dijo: 'Esto saldrá en todos los telediarios, te verán con el deporte'", cuenta Máximo Huerta, que recuerda así cómo fue ese bonito gesto del Rey con él, un gesto que aún agradece: "Él entendía cómo la prensa trata a alguien que viene de la prensa. La Reina venía de la prensa. Recuerda cómo fue aquel momento con la Reina, yo no soy la Reina, obviamente, pero entendía ese trato que estaba habiendo", termina por explicar el escritor, echando la vista atrás, a cuando la Reina Letizia comenzó su relación con él.

Te puede interesar