Kiko Rivera cuenta en 'Sábado Deluxe' su reencuentro con Isabel Pantoja: "Durante ese abrazo volvió a ser mi madre"

EN EL FUNERAL

Kiko Rivera cuenta en 'Sábado Deluxe' su reencuentro con Isabel Pantoja: "Durante ese abrazo volvió a ser mi madre"

El DJ ha dado todos los detalles sobre su sonado reencuentro con su madre, momento en el que se fundieron en un fuerte abrazo.

Kiko Rivera cuenta en 'Sábado Deluxe' su reencuentro con Isabel Pantoja: "Durante ese abrazo volvió a ser mi madre"

Kiko Rivera ha acudido al plató de Telecinco después de que haya limado asperezas con la cadena tras unas duras declaraciones y justo cuando se cumple un año del estreno de programa especial 'Cantora: La herencia envenenada', un programa que aterrizó en Mediaset el 13 de noviembre de 2020 y que abrió la caja de Pandora por completo, desmoronándose aún más su relación con su madre. Ahí se descubrió más al detalle que Isabel Pantoja había estafado a su hijo, sin haberle entregado la parte correspondiente de la herencia de su padre, el fallecido Paquirri. El DJ ha querido contar en el plató de 'Sábado Deluxe' cómo fue ese primer encuentro con su padre, en qué punto se encuentra su relación, y se ha pronunciado sobre otros asuntos familiares, como la relación con su prima Anabel Pantoja o su hermana Isa.

"Cuando se produce la muerte de mi abuela a mí se me parte el alma, todos los planes que yo tenía en la cabeza se me van y me entra una sensación de culpabilidad tremenda, me siento un mierda de tío por haber pasado el último año sin hablarme con mi madre y por haberme despedido de esa forma de mi abuela", ha sido una de sus primeras reflexiones sobre su situación familiar.

Kiko Rivera habla de su madre/ Foto: telecinco.esKiko Rivera habla de su madre/ Foto: telecinco.es

Fue en las Islas Canarias, lugar donde se encontraba para celebrar la boda de su prima Anabel Pantoja, cuando se da cuenta de que en ese momento siente que debe estar cerca de su madre a pesar de sus enfrentamientos: "Yo estaba roto porque se había muerto mi abuela, pero a mi madre se le había muerto su madre, sentía que tenía que estar con ella".

Por eso su forma de pensar cambió y decidió no seguir enfadado con el mundo: "A mi madre le he perdonado lo económico, no voy a seguir luchando por eso, tengo una vida y quiero vivirla, eso no quita que mi madre tenga que explicarme lo sucedido". Pero en ese momento dudó por las palabras desalentadoras de su prima: "Mi prima me dijo que había hablado con mi madre y que le había dicho que no quería que fuese, que por allí no me querían ni ver".

Kiko Rivera en 'Sábado Deluxe'/ Foto: telecinco.esKiko Rivera en 'Sábado Deluxe'/ Foto: telecinco.es

Fue Raquel Bollo quien le animó a dar el paso y a dejar el miedo a un lado: "Cuando llegué a Cantora acompañado de mi primo Manuel Cortés bajó una persona que trabaja para mi madre a abrirme la puerta de la finca. Cuando empiezo a llegar a la casa veo de lejos a una persona en el patio, me acercaba nervioso con el corazón saliéndoseme por el pecho y me doy cuenta de que es mi madre".

La calma duró unos minutos

Así, ha contado cómo fue esa primera toma de contacto con su madre: "Nada más vernos nos abrazamos y nos tiramos quince minutos abrazados, sin hablar, no había nada que decir, lo único que ella hizo fue, mirando al cielo, darle gracias a mi abuela diciendo 'Gracias mamá, has tenido que morir para que mi hijo venga a verme'. En ese momento volvió a ser mi madre, durante esos quince minutos era mi madre, la que yo necesitaba y habría matado para que esos quince minutos hubieran durado una eternidad".

Pero tan solo sintió que las cosas estaban bien en ese abrazo, porque su relación en muy poco tiempo ha vuelto a torcerse: "Después del abrazo mi madre me empezó a hablar de nuestros problemas, quería que le contara lo que había hecho durante este último tiempo en la televisión". Y su mayor sorpresa llegó cuando se fijó bien en su físico: "Mi madre está muy mal, está muy delgada".

Te puede interesar