Justin Webster: "Es inexplicable que no se investigaran las llamadas de la asesina de Isabel Carrasco y Luis Estébanez"

ENTREVISTA BEKIA

Justin Webster: "Es inexplicable que no se investigaran las llamadas de la asesina de Isabel Carrasco y Luis Estébanez"

El director Justin Webster ha estrenado 'Muerte en León: Caso cerrado', con el que ofrece un final más definitivo sobre el asesinato de Isabel Carrasco, un crimen que ha dejado dudas.

Justin Webster: "Es inexplicable que no se investigaran las llamadas de la asesina de Isabel Carrasco y Luis Estébanez"

El 12 de mayo de 2004, la tranquilidad de la histórica y bella ciudad de León se quebró al escucharse cinco disparos realizados sobre Isabel Carrasco en una pasarela que comunica el Paseo de la Condesa de Sagasta con el Paseo de Salamanca y que salva el río Bernesga que baña la capital leonesa. Los disparos fueron efectuados por Montserrat González, una mujer de 55 años que quería vengarse de la Presidenta de la Diputación de León. Cuatro de los disparos impactaron en el cuerpo de la política popular, que falleció en esa pasarela a los 59 años.

La casualidad quiso que un policía jubilado viera a Montserrat González y la siguiera, lo que consiguió que fuera detenida junto a su hija, Triana Martínez. Posteriormente fue arrestada una policía local, Raquel Gago, que entregó el arma del crimen. Las tres mujeres fueron llevadas a juicio, en el que la madre confesó que era la autora y que no se arrepentía del crimen. El proceso se saldó con 22 años de prisión para la madre, 20 para la hija. A Raquel Gago, que siempre mantuvo que era inocente, le cayeron 12 años por complicidad, aunque posteriormente el Supremo elevó su pena en 2 años al añadirle el delito de tenencia ilícita de armas.

Esta truculenta historia atrajo el interés del director británico Justin Webster, que grabó una serie documental llamado 'Muerte en León' que se puede ver en HBO España. Esa serie fue insuficiente, y por ello se puso manos a la obra junto a su equipo para 'Muerte en León: Caso Cerrado', una película también de HBO que ofrece un final más definitivo sobre este asesinato marcado por la venganza, el poder, la ambición y sobre todo por la no investigación de la Policía, que obvió la presencia de Luis Estébanez, asesor del Presidente de la Junta de Castilla y León, con el que Triana mantuvo numerosas y largas conversaciones por teléfono, la última de ellas el mismo día del crimen. Por ello hemos entrevistado a Justin Webster, con el que analizamos un caso que sacudió León.

El director Justin WebsterEl director Justin Webster

Bekia: ¿Qué le llevó a grabar este primer 'Muerte en León' y después 'Muerte en León: Caso Cerrado'?

Justin Webster: 'Muerte en León: Caso Cerrado' se hizo para buscar un final definitivo y así hicimos un recuento de todo. Así puede verla la gente que ha visto la serie 'Muerte en León' y para la gente que no la ha visto. Es un caso especial porque la serie acaba con una pregunta en el aire sobre algo que descubrimos al final de la edición de la serie y no tuvimos tiempo para cerrarlo. Seguimos filmando e investigando unos meses buscando este final más definitivo, que todavía no es del todo definitivo porque hay interrogantes, pero 'Muerte en León: Caso Cerrado' es un paso más.

B: ¿Por qué se interesó en su momento por el caso del asesinato de Isabel Carrasco?

J.W. Llevo casi 30 años viviendo en España, concretamente en Barcelona, aunque he trabajado más fuera que aquí. Lo que me llamó la atención fue ver la noticia del asesinato de Isabel Carrasco en una ciudad pacífica de España y parecía que la asesina era una mujer de su misma edad, más o menos. Era un hecho extraordinario y las explicaciones de que era por una venganza personal me parecían insuficientes, así que tenía la sensación de no entender nada, y esa sensación se quedó hasta que fui a León con el equipo y empezamos a trabajar.

B: ¿Por qué se quiso cerrar la investigación tan pronto?

J.W. Es obvio que era un caso potencialmente explosivo por su vinculación con la política. Cuando se habla de política, inmediatamente pensamos en los parlamentos, los partidos y los tertulias, pero luego está el manejo de poder, y en este caso el manejo de poder en las provincias. En ese sentido era explosivo porque las dos asesinas eran del PP, Isabel Carrasco era un personaje muy especial. Era muy odiada por razones diversas, algunas más comprensibles porque tenía un carácter muy agresivo y hasta cruel y otras menos comprensibles por competencia o rivalidades. Pero también tenía sus virtudes, era muy eficaz en la política y en el manejo de poder.

B: ¿Por qué durante la investigación nadie contactó con el asesor de la Junta de Castilla y León vinculado con Triana? ¿Por qué Triana no reveló por qué y de qué hablaban exactamente?

J.W. No lo sé, lo que está establecido es que este asesor, Luis Estébanez, hablaba muchísimo con Triana y en momentos muy cercanos al crimen. ¿Por qué no fue llamado a declarar? No lo sé, es inexplicable, como también lo es que las llamadas de Triana no estén en el sumario. Es evidente que no quieren una conclusión de este caso. Creo que la explicación de por qué no quiere ahondar en esto... no sería sorprendente ahondar en la relación de Luis Estébanez, que podría llevar a implicarle en algo, o no... pero simplemente ahondar en su relación no beneficia tampoco a Triana. No le acusamos de nada porque no fue investigado, pero sí tenía algo que ver y a Triana no le serviría para dejar de incriminarse.

Montserrat González en el juicio por el asesinato de Isabel CarrascoMontserrat González en el juicio por el asesinato de Isabel Carrasco

B: La jueza instructora dijo que no sabía nada de las llamadas de Luis Estébanez porque no estaban en el sumario ¿Qué gana la Policía ocultándolas?

J.W. La pregunta es, ¿es racional que después de tantas llamadas ni siquiera se identificara al que las hizo? La jueza instructora no fue capaz de explicarlo y nos remite a la Policía. ¿Por qué la Policía no quiere que se investigue a Luis Estébanez, asesor del Presidente de la Junta de Castilla y León? No lo sé... Se puede especular, pero lo que está demostrado es que hubo un amaño para que estas llamadas no fueran vistas por nadie, y esto es una conclusión en sí misma.

B: Entregas un informe a la Policía que demuestra que hubo ocultación de pruebas y responden que no hacen comentarios sobre un caso cerrado. ¿Se puede hacer algo o no queda más remedio que dejarlo estar?

J.W. Yo no puedo hacer más. Esperaba después de la serie que otros periodistas pudieran recoger el guante y preguntar a la Policía: ¿qué explicación tenéis para esto? Es una cuestión racional, no es algo que buscamos descubrir, pero una vez descubierto no podía ignorarlo y tenía que seguir buscando una explicación. He llegado hasta donde he podido. No soy un medio de comunicación ni soy parte del caso, así que todo lo que puedo hacer es ponerlo en la película y publicarlo.

B: Raquel Gago ha dicho que la verdad no ha salido en este juicio y que es víctima de una situación política ¿Opinas lo mismo?

J.W. Estoy de acuerdo con lo que dice sobre que ha sido un caso especial. Ha ido todo muy rápido, sobre todo después de las condenas, y por eso hay certezas de que este es un caso muy delicado en términos políticos. Creo que la esencia de esto es intentar entender la conexión entre las asesinas y su entorno, el contexto de León. Esto está retratado tanto en la serie como en la película. La no investigación de las llamadas están conectado con este trasfondo. Es imposible contestar con certeza.

Triana Martínez durante su declaración en el juicio por el asesinato de Isabel CarrascoTriana Martínez durante su declaración en el juicio por el asesinato de Isabel Carrasco

B: ¿Quién ha salido ganando si es que alguien sale ganando con la muerte de Isabel Carrasco? ¿A quién le ha beneficiado?

J.W. Isabel Carrasco tenía muchos enemigos políticos y esos enemigos políticos han vuelto a las instituciones, pero hay que ser cuidadoso. El hecho de que alguien se beneficie del terrible asesinato de Isabel Carrasco no es un indicio de culpabilidad. Es peligroso usar estos términos porque se puede tomar como una insinuación de culpabilidad y como digo, no es que sabemos que no, lo que pasa es que con la no investigación es que deja dudas de la relación de las asesinas con su entorno.

B: Has hablado con Montserrat y con Triana ¿Qué impresión te dio cada una de ella?

J.W. Es chocante hablar con Montserrat porque está tan completamente convencida de que hizo el bien matando a una persona. Es poco habitual que se tenga tanta certeza cuando fue un acto horrible e injustificable y que ella insiste en justificar con la sensación de que todo el mundo lo quería. Con Triana tengo la impresión que era muy ambiciosa y que quería progresar, también es decidida y la persecución de Isabel Carrasco hacia ella, que creo que sí existió, es uno de los elementos de venganza personal y los caracteres especiales de estas dos mujeres y su relación tan intensa de madre e hija. Tengo la impresión de que no es toda la historia.

Justin Webster, director de 'Muerte en León: Caso cerrado'Justin Webster, director de 'Muerte en León: Caso cerrado'
B: ¿Isabel Carrasco ha tenido justicia?

J.W. Creo que Montserrat y Triana son culpables, así que ahí sí se ha hecho justicia. No es que descubriendo la no investigación es un argumento para su inocencia, sino al contrario. En el caso de Raquel, creo que todos tenemos la impresión de que su condena es menos segura. El juez del tribunal opinó que no había indicios suficientes para condenarla como cómplice de asesinato, pero sí por encubrimiento. Tiendo a pensar lo mismo, lo que pasa es que está condenada por pruebas circunstanciales, pero también por la sensación de que no está contando todo. Si está mal condenada, esa sensación de que no ha contado todo ha contribuido a esto.

B: ¿Usted cree que es inocente?

J.W. No, inocente del todo no. Lo que pasa es que hasta cierto punto, si está condenada por cómplice de asesinato yo creo que una condena por encubrimiento hubiera sido más segura. No creo que haya indicios suficientes para condenarla por cómplice de asesinato. Si es inocente o no, es difícil de saber. La condena será diferente a si hubiera sido condenada por encubrimiento. Tengo la impresión de que no fue parte del plan. Hay un dato de una llamada que hizo 10 minutos después de que Triana dejó el arma en su coche y ella llamó al telefóno personal de Triana las 17:36 horas. Si era parte del plan, ¿por qué llamó a Triana en estos momentos? Ahí ya estaba detenida, le estaba llamando para saber dónde estaba porque le había dicho que iba a volver. Eso sugiere que no era parte del plan.

B: ¿Con qué dudas se queda?

J.W. La duda que queda es la relación real entre Triana y ese entorno, esos enemigos de Isabel Carrasco. Esa duda existe en parte porque la investigación fue acotada. Lo normal sería investigarlo para saber si hay algo o no, es posible que no haya nada, que su relación con los enemigos políticos de Isabel Carrasco no tuviera nada que ver con el asesinato más que en la imaginación de las asesinas. Lo normal es que cuando hay ocultación de pruebas que apunta en esta dirección o por lo menos es un indicio para investigar más, crea dudas.

B: ¿Ha recibido algún tipo de presión por estos documentales? ¿Ha sentido miedo por hacer su trabajo?

J.W. Nosotros no, pero otros sí.

B: ¿Quiénes son esos otros?

J.W. Yo diría que la gente que ha colaborado con nosotros o periodistas. Sé que en algunos medios de Castilla y de León no se menciona la serie ni la película.

B: ¿Cree que la cárcel servirá para rehabilitar a Montserrat y a Triana?

J.W. Creo en la rehabilitación así que ¿por qué no? En su caso son muchos años de condena, así que es difícil saber qué pasará en el futuro.

B: Has pasado tiempo en León. ¿Conoce usted el movimiento regionalista que aspira a formar una autonomía separada de Castilla?

J.W. No, no sabía nada. No he topado con ellos o muy poco. No soy consciente. Hay sensación en León de que son maltratados por Valladolid, pero eso es común en España.

Raquel Gago llora junto a su abogado en el juicio por el asesinato de Isabel CarrascoRaquel Gago llora junto a su abogado en el juicio por el asesinato de Isabel Carrasco

B: Resides en Barcelona desde el año 2000. ¿Cómo ha cambiado Catalunya políticamente desde entonces?

J.W. Ha cambiado mucho. Barcelona ha cambiado desde antes de los Juegos Olímpicos de 1992. En general ha habido una mejora increíble. En la política ha habido una sensación entonces de apertura y ambición, felicidad y optimismo que ahora no hay, es muy diferente. Lo que pasa ahora es un proceso que necesita diálogo para que se solucione, me gustaría que el ambiente fuera más abierto, como era hace 20 años.

B: ¿Me recomendarías como periodista que investigara sobre el asesinato de Isabel Carrasco?

J.W. Cuando trabajaba como periodista en Londres estaba acostumbrado a seguir historias que estaban en las noticias, paso a paso. Compitiendo para descubrir el próximo paso. El próximo paso con esto sería preguntar a la Policia qué explicación tiene para no investigar. Me sorprende que nadie lo haga.

B: ¿Sería peligroso para un periodista involucrarse en la investigación?

J.W. Ahora no porque sería bastante simple. Hablar con la Policía, preguntarlesl no creo que sea peligroso.

B: ¿En qué proyecto está trabajando?

J.W. Estoy trabajando en una serie sobre el Caso Nisman. En Argentina un fiscal que fue encontrado muerto en su baño en 2015 después de haber denunciado a la presidenta Cristina Fernández, Tiene ramificaciones internacionales con Irán, Israel, Estados Unidos y realmente llevamos 3 años trabajando en ello y estamos en los últimos meses. Esta siendo intenso.

B: ¿Sobre qué te gustaría hacer un documental?

J.W. Hago series de no ficción, un documental significa demasiadas cosas a la vez. Me gustaría una serie sobre Almodóvar, pero con Almodóvar y se llamaría 'Un viaje alrededor de Almodóvar y sería un retrato de España.

B: Todo sería proponérselo. Igual está dispuesto.

J.W. No sé si es muy viable, pero ya que me preguntas...

Te puede interesar