El exmarido de Aramís Fuster al ataque: "Decía que estaba leyendo las cartas y estaba pintándose las uñas"

EL EXMARIDO HABLA

El exmarido de Aramís Fuster al ataque: "Decía que estaba leyendo las cartas y estaba pintándose las uñas"

El exmarido de Aramís Fuster, Yaemil, apareció en 'Sálvame' para contar algunas de las mentiras de la pitonisa.

El exmarido de Aramís Fuster al ataque: "Decía que estaba leyendo las cartas y estaba pintándose las uñas"

El exmarido de Aramís Fuster, Yaemil, se presentaba en el plató de 'Sálvame' por primera vez para hablar sobre las costumbres y las mentiras de la pitonisa. Al parecer, todo lo que gira en torno a Aramís es mentira.

Yaemil hablando con Paz Padilla / Foto: telecinco.esYaemil hablando con Paz Padilla / Foto: telecinco.es

Una de las cosas más destacadas de las que dijo fue el hecho de que insinuara que Aramís Fuster es una farsante en cuanto a su trabajo se refiere. "Decía que estaba leyendo las cartas y, en realidad, estaba pintándose las uñas", explicaba. Esto dejaría en muy mal lugar a la que se autodenomina primera figura mundial en el mundo del ocultismo.

Además, no dudó en hablar sobre la higiene personal de la bruja, diciendo que a veces tardaba dos días en ducharse, por lo que él solía evitar el contacto físico. También dijo que roncaba mucho y que a él no le dejaba dormir.

Yaemil, exmarido de Aramís / Foto: telecinco.esYaemil, exmarido de Aramís / Foto: telecinco.es

Yaemil habló sobre el supuesto robo del que Aramís le acusaba y el lo negó tajantemente. Además, dijo que tampoco es que tuviera cosas de gran valor, alguna pulsera, pero tampoco más. En relación a esto, el exmarido de Aramís ha explicado que cuando ella le echó de su casa tuvo que quedarse en una terminal dos días, ya que él estaba solo en España y no tenía dónde ir.

¿No tiene dinero?

Los colaboradores de 'Sálvame' preguntaron a Yaemil si la pitonisa le había llevado en algún momento a restaurantes caros o sitios lujosos. Él les ha dicho que no y añadía que cuando estaba en Cuba le mandaba regalos, pero al venir a España nunca tuvo un detalle con él. En cuanto al dinero no tuvo reparos en decir: "No reparaba en gastarse 1000 o 2000 euros en zapatos".

Te puede interesar