Rose Marie Bentley, la mujer que vivió 99 años con los órganos en el lugar equivocado

GENTE INCREÍBLE

Rose Marie Bentley, la mujer que vivió 99 años con los órganos en el lugar equivocado

La señora ha pasado a formar parte de los libros de historia por una rara anomalía anatómica que hacía que tuviera los órganos de su cuerpo en el lado opuesto.

Rose Marie Bentley, la mujer que vivió 99 años con los órganos en el lugar equivocado

En 2017 murió en Estados Unidos una anciana que sin saberlo habría hecho historia. Ella es Rose Marie Bentley, nació en 1918 en Waldport, una pequeña ciudad en la costa de Oregon, en los EEUU. Fue la hija menor entre cuatro hermanos y se dedicó profesionalmente durante toda su vida a la peluquería, aunque durante la Segunda Guerra Mundial también sirvió como voluntaria en uno de los grupos de enfermería. Siguiendo los deseos de la mujer, cuando esta murió, su cuerpo fue donado íntegro al programa de investigación de la OHSU.

No fue hasta 2018 cuando un grupo de estudiantes de medicina se reunió en el laboratorio de la Oregon Health and Science University de Portland en Estados Unidos para dar su rutinaria clase de anatomía. La única información que tenían de la difunta era que había fallecido de manera natural, pero no tardaron en advertir que algo raro ocurría cuando al ver el corazón de la difunta echaron en falta una de las venas más importantes del cuerpo, la vena cava. Los estudiantes no dudaron en avisar a su profesor. Este encontró la vena, pero lo hizo en el lado izquierdo."¡Oh, Dios mío, ¡Esto está totalmente al revés!" exclamaron los presentes.

Imagen de Rose Marie Bentley cuando era joven/ Foto: redes socialesImagen de Rose Marie Bentley cuando era joven/ Foto: redes sociales

La anomalía se conoce científicamente como 'situs inversus con levocardia' y genera que los órganos del que la sufre estén en el lado contrario al que deberían, como si de un espejo se tratara. "Creo que las probabilidades de encontrar a otra persona como ella pueden ser tan remotas como una de cada 50 millones", dijo el profesor Cameron Walker de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon en unas declaraciones que concedió a la cadena estadounidense CNN. "Sinceramente no creo que ninguno de los que estuvimos presentes lo vayamos a olvidar" finalizó el profesor.

Es un caso único

Lo más raro de todo este caso es que ni la propia Rose Marie Bentley ni sus familiares conocían esta anomalía anatómica. Al parecer Rose Marie había vivido toda su vida de una forma sana y sin ningún problema notable de salud. "Tan solo sufría de artritis y de ardores estomacales de vez en cuando" informó la familia. Aunque afirman que en una ocasión, tuvieron que operar a Rose Marie del apéndice y el doctor tras lo operación se mostró confuso por haber encontrado el apéndice en un sitio poco habitual, pero aquello no trascendió más allá.

Su caso aunque es muy peculiar, no es el único que se conoce, pero lo que sí diferencia a Rose Marie Bentley del resto de personas que presentaron esta anomalía, es que la media de vida de estas personas ha sido como mucho de unos 70 años, y sin embargo la estadounidense logró llegar casi hasta los 100 años de vida.

Te puede interesar