Gerard Piqué habla sobre su peor momento con Guardiola

SE CONFIESA

Gerard Piqué habla sobre su peor momento con Guardiola

El jugador del Barcelona y de la Selección Española confiesa su malestar con Guardiola durante su última temporada al frente del equipo catalán.

Gerard Piqué habla sobre su peor momento con Guardiola

Es la primera vez que el jugador del FC Barcelona se confiesa de esta forma, pero lo más interesante es que ha sido el propio jugador catalán quien ha escrito un artículo para 'The Player's Tribune'. Piqué afirma cosas que antes no era capaz, como que siempre soñó con jugar con la Roja desde que vio a Luis Enrique sangrando en el Mundial de Estados Unidos o su relación con Guardiola.

El defensa recuerda la temporada 2011-2012 como la "peor temporada" de su carrera. "Todo pareció desmoronarse en 2012. No sé por qué". Incluso, confiesa no estar seguro de haber podido continuar bajo las órdenes de Guardiola si hubiera seguido entrenado al Barcelona. El técnico había "perdido la confianza" en Piqué.

Gerard Piqué dando un beso a su hijo Sasha en el campo de fútbolGerard Piqué dando un beso a su hijo Sasha en el campo de fútbol

Todo lo atribuye a que "tal vez había perdido el miedo que me llevó a ese nivel. Pero por alguna razón, comencé a cuestionarme". La temporada avanzaba y el entrenador comenzó a perder la fe en el defensa catalán, aunque asegura que durante las tres primeras temporadas "tuvimos una relación fenomenal". Y le sigue reverenciando, "pero la verdad es que fue un momento extremadamente difícil". En ese momento de su carrera, Piqué no tenía en mente la filosofía del fútbol 24 horas al día que compartía Guardiola con la plantilla.

Se planteó su situación con un golpe en la cabeza

Piqué se perdió la ida contra el Chelsea de la Liga de Campeones en 2012. Para el partido de vuelta sí jugó aunque no duró mucho su participación porque fue retirado del partido debido a una conmoción cerebral. "Esa temporada realmente me hizo pensar en mi carrera y en mi vida. Fue una llamada de atención". "El golpe me dejó fuera del equipo durante semanas. Y si hubiéramos ganado la Champions League. Quizás Pep hubiera decidido quedarse. Tal vez nunca hubiera recuperado su confianza en mí. Quizás estaría en otro club en este momento", se cuestiona el jugador.

Te puede interesar