Muere Beatriz Arrastia, madre de Isabel Preysler, a los 98 años

D.E.P

Muere Beatriz Arrastia, madre de Isabel Preysler, a los 98 años

La madre de la socialité fallecía este domingo 22 de agosto en casa de su hija y rodeada de todos sus seres queridos.

Muere Beatriz Arrastia, madre de Isabel Preysler, a los 98 años

Beatriz Arrastia, conocida por ser la madre de Isabel Preysler, ha muerto a los 98 años este mismo domingo 22 de agosto de 2021. A pesar de ser la progenitora de una de las mujeres más famosas de España, lo cierto es que su vida nunca fue objeto de la prensa, motivo por el cuál se desconocía su estado de salud.

Beatriz Arrastia junto a sus nietos en su única aparición en televisión | Foto: Telecinco.esBeatriz Arrastia junto a sus nietos en su única aparición en televisión | Foto: Telecinco.es

En cambio, su familia estaría preparada para esta triste noticia ya que, tal y como ha podido saber el periódico ABC, Beatriz Arrastia moría en casa de Isabel Preysler rodeada de sus seres queridos, incluidos sus nietos, que se habrían desplazado hasta el domicilio situado en el barrio de Puerta del Hierro (Madrid) para pasar sus últimos minutos junto a ella.

Una vida con muchas pérdidas importantes

Beatriz Arrastia y Reinares, procedente de un linaje riojano establecido establecido en Filipinas y allí fue donde conoció a Carlos Preysler Pérez de Tagle, delegado del Banco Español de Crédito en Manila y gerente de las Líneas Aéres Filipinas. Cuando este fallecía en 1992, la madre de la socialité se mudaba a España para, desde entonces, vivir junto a su hija.

Pero lo cierto es que la vida de Beatriz, pese a lujosa, no estuvo exenta de desgracias que una madre nunca debería de haber vivido. Madre de seis hijos (Victoria, Enrique, Isabel Carlos y los mellizos Joaquín y Beatriz), la que fuera gerente inmobiliaria tuvo que sobrevivir a varios de ellos, uno de sus grandes dolores. La primera pérdida fue la de su hijo Enrique, que era encontrado sin vida a los 25 años en un hotel de Hong Kong tras inhalar monódixo de carbono accidentalmente tras el fallo de una estufa.

Para su desgracia, no sería la única pérdida familiar. Beatriz, quien llegó a España al mismo tiempo que Isabel Preysler, fue diagnosticada de un cáncer de pulmón que le arrebató la vida en 2011. Dos años más tarde, en 2013, fallecía Carlos Preysler, quien llevó una vida muy diferente a la de su hermana. Adicto a la droga desde los 16 años, este pasó sus últimos años de vida en una cárcel de Manila por un delito de estafa. Finalmente, fue un cáncer de hígado el que le arrebató la vida también prematuramente.

Te puede interesar