La familia Zu Sayn Wittgenstein, mucho más que Corinna

LARGA DINASTÍA

La familia Zu Sayn Wittgenstein, mucho más que Corinna

Aunque la 'amiga' del Rey Juan Carlos I haya sido la cara más mediática de la familia en los últimos años, los Zu Sayn Wittgenstein encarnan una dinastía con mucha historia.

La familia Zu Sayn Wittgenstein, mucho más que Corinna

Corinna zu Sayn Wittgenstein, también conocida por su nombre de soltera, Corinna Larsen, ha sido uno de los personajes más mediáticos de nuestro país en los últimos años, especialmente en lo que se refiere a su relación con el Rey Don Juan Carlos. Con sus idas y venidas, Corinna ha conseguido protagonizar más de un titular, no solo relacionados con su especial amistad con el rey emérito, sino también por su vinculación con los 'Paradise Papers' o el Caso Noos. Pero, ¿quién es realmente la familia a la que debe Corinna su apellido?

Corinna zu Sayn-Wittgenstein con el Rey Juan Carlos, la Infanta Cristina e Iñaki UrdangarínCorinna zu Sayn-Wittgenstein con el Rey Juan Carlos, la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín

Lo cierto es que la dinastía de los Sayn Wittgenstein viene de lejos. Dentro de las Familias Reales europeas se pueden encontrar dos tipos, las reinantes y las principescas. Estas últimas, más que a la realeza, se asimilan a la nobleza, pero siguen manteniendo sus títulos. Muchas de las familias pertenecientes a ambos grupos comparten su origen germánico. Y este es el caso de los Sayn-Wittgenstein, pertenecientes al segundo grupo. El nombre de esta dinastía hace referencia a un condado en Renania del Norte-Westfalia, cuyo origen se remonta a 1345.

El caso de Corinna

Desde el siglo XVII, la dinastía está dividida en dos ramas. La primigenia recibe el nombre de Sayn-Wittgenstein-Berleburg, y la segunda es la Sayn-Wittgenstein-Sayn, a la que perteneció en su día Corinna Larsen. Corinna se divorció en 2005 del que había sido su marido desde el año 2000, el Príncipe Casimir zu Sayn Wittgenstein Sayn, con quien tiene un hijo llamado Alexander. Desde entonces, mantiene un conflicto con su exmarido y exsuegro debido a que ella no ha renunciado a llevar el apellido.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein en los Clinton Global Citizen Awards 2014Corinna zu Sayn-Wittgenstein en los Clinton Global Citizen Awards 2014

Tras el divorcio, Corinna se hacía llamar a sí misma con el cargo Princesa y Su Alteza Serenísima 'S.A.S.', algo a lo que no tenía derecho. El Príncipe Casimir zu Sayn Wittgenstein Sayn exigía que su exmujer se desprendiese de este cargo, pero ella se negaba. Llegaron incluso a emitir un comunicado: "De acuerdo con la ley alemana y el código de la Familia de la Casa Real Sayn Wittgenstein Sayn es Corinna Larsen Adkins desde el divorcio con nuestro hijo, el Príncipe Casimir, el 5 de octubre de 2005. Ya no tiene derecho al título de 'Princesa' o el título de Alteza". Finalmente, se desveló que efectivamente no podía ser tratada como Princesa, pero el uso del apellido sí que era legal, por lo que ella lo mantiene.

Casimir, el exmarido de Corinna

El Príncipe Casimir zu Sayn Wittgenstein Sayn nació en 1976, y es 12 años menor que Corinna. La pareja contrajo matrimonio en el año 2000 de forma civil, ya que el enlace religioso nunca llegó a producirse. La familia del Príncipe no veía con buenos ojos la relación, y su boda fue de lo más austera, ya que a la misma no acudió ningún miembro de la familia del novio. Corinna y el Príncipe Casimir tuvieron a su hijo Alexander zu Sayn Wittgenstein en el año 2002, y solo tres años después se divorciaron.

El Príncipe Casimir, junto a su prometida, Alana Bunte | Foto: InstagramEl Príncipe Casimir, junto a su prometida, Alana Bunte | Foto: Instagram

Actualmente, Casimir es considerado un príncipe 'hipster', debido a su aspecto. Ha rehecho su vida con la modelo internacional Alana Camille Bunte, con quien tiene planes de boda para este 2018. El Príncipe y la modelo, de 27 años, se conocieron en Londres, y ambos gozan de mucho éxito profesional y divulgan su amor en las redes. El Príncipe Casimir es dueño de una institución financiera dedicada a gestionar productos agrícolas en América del Sur, y ella ha posado para grandes marcas de moda, como Inditex.

Nastassia y Alexander, los 'príncipes' de Corinna

Aunque Corinna no pueda utilizar la denominación de 'princesa', sin duda sus dos príncipes son sus hijos, Nastassia y Alexander. Su primogénita, Nasty (así la llaman en la familia), es fruto del matrimonio de Corinna con Philip Adkins, un empresario británico. La pareja se casó en 1989 y se separó en 1995, pero a día de hoy siguen manteniendo muy buena relación. Nastassia nació en 1992, estudió Historia del Arte y Empresariales en la Universidad de Columbia, y pasó una temporada viviendo en Madrid, donde trabajó en el Museo del Prado gracias a una beca.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein con su hija y Bob Colacello en el Nueva York Fashion Week primavera/verano 2015Corinna zu Sayn-Wittgenstein con su hija y Bob Colacello en el Nueva York Fashion Week primavera/verano 2015

La joven se ha mantenido hasta ahora en un segundo plano, centrándose principalmente en sus estudios. Por el contrario, su hermano pequeño, Alexander, parece haber heredado las habilidades sociales de su madre, pues pese a su juventud ya se codea con la 'jet-set' europea. Un dato curioso de Alexander zu Sayn Wittgenstein es que mantiene una estrecha e íntima relación con el Rey Juan Carlos, debido a los cuatro años que vivió con Corinna en España. Según ha contado su madre, el Rey Emérito lo llamaba semanalmente para preocuparse por él.

Alexander, exsuegro de Corinna

Alexander Konrad Friedrich Heinrich, Príncipe de Sayn-Wittgenstein-Sayn, es el actual jefe de la Casa Saya-Wittgenstein-Sayn. Nació en 1943 en Salzburgo, Austria, y ha tenido siete hijos, entre los que se encuentra el heredero, Enrique, y Casimir, ex de Corinna. Sus desavenencias con quien fuera su nuera han sido notorias desde el principio, pero aumentaron tras el divorcio. De hecho, fue él quien emitió el comunicado que pretendía desvincular a Corinna de la familia Sayn-Wittgenstein-Sayn, aludiendo a que en ningún momento había existido ningún acuerdo ni con él ni con su hijo por parte de Corinna para llevar este apellido. Actualmente, el Príncipe Alexander es vicepresidente de Europa Nostra y presidente de Europa Nostra Alemania.

El Príncipe Casimir con Alexander zu Sayn Wittgenstein Sayn, el hijo que tiene junto a Corinna | Foto: InstagramEl Príncipe Casimir con Alexander zu Sayn Wittgenstein Sayn, el hijo que tiene junto a Corinna | Foto: Instagram

Los Sayn-Wittgenstein-Berleburg

La otra gran rama de Sayn-Wittgenstein son los Berleburg, casa encabezada hasta el año 2017 por Richard Casimir Karl August Robert Konstantin, 6º Príncipe de Saya-Wittgenstein-Berleburg. El Príncipe Richard nació en 1934 y se casó con la Princesa Benedicta de Dinamarca, hermana de la Reina Margarita de Dinamarca, el 3 de febrero de 1968. Su padre Gustav Albrecht, 5º Príncipe de la dinastía, fue un oficial del ejército alemán desaparecido en 1944 y declarado legalmente muerto en 1969.

El Príncipe Richard estudió en la Universidad de Munich y en la de Göttingen, donde obtuvo el título de ingeniero forestal. Junto a la Princesa Benedicta tuvo tres hijos, Gustav, Alexandra y Nathalie, y tras su fallecimiento, el 13 de marzo de 2017, su primogénito Gustav ocupa el puesto de 7º Príncipe de zu Sayn-Wittgenstein-Berleburg. A su funeral acudieron diversos representantes de las casas reales europeas, como la de Dinamarca u Holanda.

Ricardo y Benedicta de Dinamarca en la celebración de los 40 años en el trono de Margarita de DinamarcaRicardo y Benedicta de Dinamarca en la celebración de los 40 años en el trono de Margarita de Dinamarca

La Princesa amazona y el Príncipe heredero

Gustav, el primogénito del matrimonio y actual jefe de la casa Sayn-Wittgenstein-Berleburg tiene, cuanto menos, una historia interesante. Y es que no ha podido casarse con la que es desde hace años su compañera de vida, Carina Axelsson. ¿El motivo? Un testamento de su abuelo paterno que se remonta a la Segunda Guerra Mundial. El Príncipe Gustavo Alberto era un alto general relacionado directamente con el nazismo. Tanto, que dispuso en sus últimas voluntades que ningún heredero suyo podría casarse con una mujer que no fuera noble y de raza aria. Si desobedecían, perderían el título y la jefatura de la casa Sayn-Wittgenstein-Berleburg.

De este modo, el hijo mayor de Benedicta de Dinamarca, cuya novia no cumple tales características, ha renunciado a pasar por el altar para no perder sus títulos. Por su parte, su hermana menor, la Princesa Nathalie, es jinete, y ha cosechado una importante carrera profesional en el ámbito ecuestre. Su pasión por los caballos ha hecho que participase en multitud de competiciones deportivas, entre ellas los Juegos Olímpicos. De hecho, en los de Beijing 2008 ganó una medalla de bronce y también participó en los de Londres 2012 como parte del equipo ecuestre danés.

Benedicta de Dinamarca, el Príncipe Gustavo y las hijas Alexandra y Nathalie en el funeral de el Príncipe alemán Richard zu Sayn-Wittgenstein BerleburgBenedicta de Dinamarca, el Príncipe Gustavo y las hijas Alexandra y Nathalie en el funeral de el Príncipe alemán Richard zu Sayn-Wittgenstein Berleburg

Dentro de esta dinastía se pueden encontrar también personalidades como los hermanos Maximilian y Lilly Sayn-Wittgenstein-Berleburg, hijos del Príncipe Otto Ludwig Sayn-Wittgenstein-Berleburg. Maximilian celebró su boda en 2016 junto a Franziska Balzer, lo que fue todo un evento aristrocrático; por su parte, Lilly Sayn-Wittgenstein-Berleburg, embajadora de la marca 'Bulgari' es toda una instagramer. El panorama artístico alemán también cuenta con un miembro de la familia Sayn-Witggenstein, el actor August-Frederik zu Sayn-Witggenstein-Berleburg, que cosecha ya una importante carrera. Destaca su participación en 'Illuminati' (2009) y 'The Congress' (2013), ambas estadounidenses.

Lilly zu Sayn Wittgenstein Berleburg junto al Príncipe Casimir y su prometida | Foto: InstagramLilly zu Sayn Wittgenstein Berleburg junto al Príncipe Casimir y su prometida | Foto: Instagram

A expensas de que la próxima boda de Casimir zu Sayn-Witggenstein-Sayn consiga arrebatarle el apellido a Corinna, lo cierto es que no es de extrañar que, ante semejante renombre, la amiga del Rey Juan Carlos siga queriendo pertenecer a la famosa dinastía.

Te puede interesar