El Príncipe Harry revela lo que le dijo Meghan Markle y que le hizo dejar la Casa Real

CAMBIO TOTAL

El Príncipe Harry revela lo que le dijo Meghan Markle y que le hizo dejar la Casa Real

El Duque de Sussex decidió romper con todo para alejarse de la presión mediática con la que había vivido desde que nació.

El Príncipe Harry revela lo que le dijo Meghan Markle y que le hizo dejar la Casa Real

Con motivo de la semana para la concienciación sobre salud mental, el Príncipe Harry ha vuelto a hablar sobre este tema demostrando el enorme compromiso que tiene. Para ello ha participado en una entrevista a través de un podcast de Armchair expert, junto al actor Dax Shepard, y de paso ha hablado sobre el estreno de su serie con Oprah Winfrey llamado 'The me you can't see'.

En esta charla ha hablado de manera distendida sobre cómo fue su adolescencia y sobre lo mal que lo pasó debido a la presión mediática que tenía por ser quien es. Tan mal lo llegó a pasar que ha dicho: "Era como una mezcla entre protagonizar de 'El Show de Truman' y vivir en un zoológico", haciendo referencia a la película protagonizada por Jim Carrey en el que cada uno de sus movimientos formaban parte de un programa de televisión.

El Príncipe Harry y Meghan Markle en su último acto como miembros de la Casa Real BritánicaEl Príncipe Harry y Meghan Markle en su último acto como miembros de la Casa Real Británica

Cuando tenía unos 20 años ya era consciente de su papel, no obstante, intentaba sobrellevarlo sonriendo y soportándolo, tal y como ha dicho, pensando que se trataba de trabajo: "No quiero estar aquí, no quiero estar haciendo esto, mira lo que le hicieron a mi madre. ¿Cómo voy a estabilizarme y tener una esposa y una familia cuando sé que va a pasar de nuevo?", ha confesado que pensaba por aquel entonces en sus momentos más bajos.

"He visto lo que hay entre bambalinas, he visto el modelo de negocio y he visto cómo funciona todo esto", ha añadido contundente haciendo alusión a la Institución. A su vez, ha confesado el motivo de su marcha de la Casa Real: "Me marché para romper el ciclo de dolor y sufrimiento", puesto que su padre, como él mismo añadió, había pasado por algo parecido al estar bajo la presión de la educación que sus padres la Reina Isabel y el Duque de Edimburgo querían que recibiera. "Me voy a asegurar de romper ese ciclo para no transmitirlo, básicamente", haciendo referencia a sus hijos.

El Príncipe Harry y Meghan Markle plantando flores con unos niños en Preschool Learning Center de Los AngelesEl Príncipe Harry y Meghan Markle plantando flores con unos niños en Preschool Learning Center de Los Angeles

"Aquí estoy, mudé a toda mi familia a los Estados Unidos. Ese no era el plan, pero a veces tienes que tomar decisiones y poner a tu familia y a tu salud mental en primer lugar", ha reconocido sobre cómo se decidió a dar un paso tan importante que ha cambiado su vida por completo. Lo cierto es que pese a que él llevaba tiempo pensando en dejarlo, fue una frase de Meghan Markle, su mujer, la que se convirtió en su impulso para dar el paso: "No necesitas ser una princesa, puedes crear tu propia vida mejor que cualquier princesa", y esta frase llegó porque ella siempre le veía disgustado. A su vez, cuando la Duquesa de Sussex apareció en su vida fue quien le recomendó ir a hacer terapia para superar su dolor y sus traumas arrastrados durante toda su vida.

Odiaba ser observado

Cuando tuvo aquella conversación con su mujer sobre la vida que quería llevar sintió que su burbuja estaba estallando y que era momento de dejar de quejarse para buscar una solución. Es más, ha recordado algunos momentos de su inicio de su relación que hoy por hoy serían distintos porque no tiene tanta presión: "La primera vez que Meghan y yo nos reunimos para que ella viniera y se quedara conmigo, nos encontramos en un supermercado en Londres, fingiendo que no nos conocíamos, enviándonos mensajes de texto desde el otro lado de los pasillos. Yo iba más o menos de incógnito, con una gorra de beisbol puesta y mirando al suelo intentando que nadie me reconociera. ¡Es alucinante la cantidad de chicles pegados que ves cuando bajas la cabeza! Pero la gente no paraba de mirarme raro y algunos incluso se acercaban a mí para decirme hola".

Te puede interesar