El plan con el que Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia celebraron el cumpleaños de ella y el avance en la recuperación de él

ENAMORADOS

El plan con el que Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia celebraron el cumpleaños de ella y el avance en la recuperación de él

El exjugador de balonmano, cuya recuperación tras su fractura de codo avanza bien, salió a celebrar el 44 cumpleaños de Ainhoa Armentia por Vitoria.

El plan con el que Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia celebraron el cumpleaños de ella y el avance en la recuperación de él

Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia han pasado por mucho, y quizás por eso, su relación se ha consolidado. Hubo rumores de ruptura debido a que no se les veía públicamente juntos, o a aquellas habladurías de una reconciliación entre la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin que fueron solo eso, rumores. Frente a todo eso, el amor de Urdangarin y Armentia fue creciendo y han seguido juntos contra viento y marea.

Iñaki Urdangarin en Pamplona para ver a su hijo Pablo jugando al balonmanoIñaki Urdangarin en Pamplona para ver a su hijo Pablo jugando al balonmano

La pareja estaba ilusionada debido a que Ainhoa Armentia celebraba su 44 cumpleaños el 20 de noviembre de 2022. Sin embargo, Urdangarin sufrió una lesión practicando deporte por la que se rompió el codo. No fue grave, pero sí algo aparatoso y finalmente tuvo que ser operado. Todo salió bien, aunque el exjugador de balonmano se llevó un disgusto al tener que dejar de practicar deporte durante un tiempo.

Juntos en Vitoria

Al menos sí pudo salir a celebrar el cumpleaños de su pareja. Si bien parecía que la celebración estaba en al aire debido al estado de Urdangarin, finalmente no ha habido problema y ambos han podido festejar. Como señala ¡Hola!, Iñaki Urdangarin y Ainhoa Armentia salieron de pintxos por Vitoria y disfrutaron del Parador de la capital vasca.

Ainhoa Armentia a su salida del trabajo tras confirmarse su relación con Iñaki UrdangarinAinhoa Armentia a su salida del trabajo tras confirmarse su relación con Iñaki Urdangarin

Se les vio muy felices, aunque prefirieron no dedicarse gestos de cariño en público, así como a Urdangarin bastante recuperado de su operación en el codo. No se le vio con cabestrillo, pero sí parece tener el brazo izquierdo inmovilizado, ya que siempre lo llevaba en la misma postura.

No hubo plan mejor para esta pareja que ha pasado por mucho y que disfruta con poco, o que al menos no necesita lujosos y largos viajes para celebrar momentos importantes. Les basta su mutua compañía y la gastronomía de la ciudad en la que viven y donde han acabado encontrando una calma que parecía imposible cuando se descubrió su relación. Y allí, en Vitoria, viven su relación tanto por la ciudad como en la casa que comparten y que se ha convertido en un lugar para vivir su amor, si bien él reside habitualmente con su madre y ella con sus progenitores.

Te puede interesar