La mutua declaración de amor de Mako de Japón y Kei Komuro tras su boda

SUS PALABRAS

La mutua declaración de amor de Mako de Japón y Kei Komuro tras su boda

El abogado y Mako Komuro, nombre que ostenta desde su boda, se han dedicado palabras de amor tras lograrse casarse.

La mutua declaración de amor de Mako de Japón y Kei Komuro tras su boda

La historia de amor de Mako de Japón y Kei Komuro ha tenido un final feliz. Estuvo a punto de ser como la de otros royals que tuvieron que renunciar a su verdadero amor, pero afortunadamente, tras 4 años de espera desde el anuncio de su compromiso, y haber dicho adiós a su título, su estatus, su posición, sus joyas, su dote y hasta a su país, la Princesa Mako ha podido contraer matrimonio con Kei Komuro.

Mako de Japón y Kei Komuro el día de su bodaMako de Japón y Kei Komuro el día de su boda

La pareja se casó el 26 de octubre de 2021 en una boda civil desprovista de todo el ceremonial asociado a los enlaces de la Familia Imperial Japonesa. Aunque las mujeres que se casan con personas sin origen noble o real pierden su estatus, sí se casan siguiendo los ritos tradicionales y reciben una dote para empezar su nueva vida. Nada de eso ha tenido Mako de Japón, a la que se dio permiso para contraer matrimonio, pero nada más. En cuenta a la compensación económica por la pérdida de su posición imperial, se ha dicho que fue ella misma la que decidió no coger el dinero que se dispone para las princesas que dejan de serlo.

Una vez convertidos en marido y mujer, Kei y Mako Komuro, que es como se llama desde su boda la sobrina del Emperador Naruhito, ofrecieron una conferencia de prensa en la que se admitieron preguntas en ese momento. De hecho, se comunicó que contestarían a cinco de las cuestiones ya enviadas debido a que la Princesa Mako no se sentía capaz de enfrentarse a una rueda de prensa al uso. En ese sentido, su salud mental es frágil y se le diagnosticó un cuadro de estrés postraumático por todo lo que ha sufrido no solo por tener que posponer su vida, sino por los ataques que ha recibido la pareja por la deuda de unos 30.000 euros que la madre de Kei Komuro contrajo con su expareja para pagar los estudios de su hijo. En su momento se dijo que ella lo tomó como una donación y no como un préstamo, una polémica que ha estado detrás de estos 4 años de espera.

Mako de Japón y Kei Komuro en la rueda de prensa celebrada tras su bodaMako de Japón y Kei Komuro en la rueda de prensa celebrada tras su boda

No ha sido una rueda de prensa llena de sonrisas, como sí hubo en el anuncio de su compromiso en 2017. Lo que sí hubo fueron palabras de amor que se dedicaron mutuamente: "Para mí Kei es una persona irremplazable. Para nosotros, casarnos era la única opción para vivir siendo fieles a nuestro corazón. Era esencial para ser felices", aseguró la nieta del Emperador Naruhito.

"Con respecto a mi matrimonio, entiendo que la gente tiene varios pensamientos al respecto. Me disculpo ante las personas que no estaban de acuerdo y agradezco a las que nos han apoyado y se han preocupado por nosotros sin dejarse confundir por información falsa", comunicó además Mako Komuro, denunciando así el daño que les ha provocado la desinformación que tanto contribuyó a destruir la reputación de Kei Komuro y su familia.

Mako de Japón y Kei Komuro en la rueda de prensa que concedieron tras su bodaMako de Japón y Kei Komuro en la rueda de prensa que concedieron tras su boda

"Amo a Mako. Solo tenemos una vida y quiero pasarla con alguien a quien amo. Hasta ahora nos hemos apoyado en los momentos felices y en los que no lo han sido tanto. Han pasado muchas cosas, pero si Mako y yo hemos llegado hasta aquí ha sido gracias a todas las personas que nos han brindado su apoyo", añadió Kei Komuro, que no entra en la Familia Imperial Japonesa, pero sí ha logrado emparentar con ella a través de este matrimonio con el que Mako y Kei Komuro han demostrado que su amor está por encima de todo.

Una nueva vida juntos en Estados Unidos

La pareja se ha instalado temporalmente en un domicilio de Tokyo mientras preparan su mudanza a Estados Unidos. La Princesa Mako de Japón, como la ciudadana Mako Komuro, ha tenido que pedir un pasaporte para poder salir del país del sol naciente. El matrimonio se mudará a Estados Unidos, y más concretamente a Nueva York, donde el yerno del Príncipe Heredero se ha labrado una carrera como abogado. Para Mako, esta nueva vida supone la libertad y una forma de empezar de nuevo. Lo hará de forma discreta y no espera conceder entrevistas y llevar una existencia pública.

Te puede interesar