El paso de Mako de Japón antes de casarse con Kei Komuro que evidencia que no es una boda como las demás

FAMILIA IMPERIAL JAPONESA

El paso de Mako de Japón antes de casarse con Kei Komuro que evidencia que no es una boda como las demás

La sobrina del Emperador ha cumplido con un rito previo a su boda, aunque lo ha hecho de forma un tanto distinta.

El paso de Mako de Japón antes de casarse con Kei Komuro que evidencia que no es una boda como las demás

Mako de Japón y Kei Komuro celebran su boda el 26 de octubre de 2021. Han sido cuatro años de espera desde que se anunció su compromiso. Pensaban que podrían casarse pronto, pero han tenido que vivir un infierno, estar separados y soportar numerosas críticas hasta que por fin podrán cumplir su sueño. Su amor ha sido más fuerte que todo lo demás, y vale la pena todas las renuncias, que sobre todo ella tiene que hacer para darse el 'sí, quiero'.

Mako de Japón en su visita a los Tres Santuarios del Palacio Imperial de TokyoMako de Japón en su visita a los Tres Santuarios del Palacio Imperial de Tokyo

Antes de su enlace hay una serie de cuestiones con las que tienen que cumplir, o en este caso la novia, que hasta el momento en el que contraiga matrimonio sigue siendo miembro de la Familia Imperial. Así, la Princesa Mako se acercó a los Tres Santuarios del Palacio Imperial de Tokyo el 19 de octubre de 2021, es decir, justo una semana antes de su enlace. Oró ante ellos, como manda la tradición, pero lo hizo de forma distinta a como ocurrió con sus antecesoras. Ni usó el kimono tradicional, sino un vestido claro, ni tampoco entró dentro, sino que lo hizo sin acceder en el lugar.

Lo que sí hizo fue participar en este rito, aunque hecho a su manera, para lo que pidió permiso al Emperador Naruhito, lo que le fue concedido. También visitará a sus tíos, los Emperadores Naruhito y Masako, el 22 de octubre de 2021. No se trata de la Choken no Gi, reunión oficial con el Emperador y la Emperatriz, sino que será un encuentro íntimo y sin protocolo alguno. Tres días más tarde le esperan sus abuelos, Akihito y Michiko de Japón.

La visita de Kei Komuro a los padres de Mako de Japón

El que también ha hecho una visita ha sido Kei Komuro, que el lunes 18 de octubre de 2021 se desplazó a Akasaka, terrenos reales en los que viven los Príncipes Akishino y Kiko con sus hijos. Como señala Japan Times, ha podido explicar personalmente cómo se han logrado solucionar los problemas financieros que impidieron su boda con la Princesa Mako en su momento. También ha explicado al Heredero y su consorte cómo será su vida con Mako de Japón en Estados Unidos, donde la pareja se va a instalar tras su boda y la salida de la sobrina de Naruhito de Japón de la Familia Imperial. Además, ha podido ver a su prometida, la Princesa Mako, a la que tanto tiempo llevaba sin poder ver en persona, concretamente la friolera de tres años.

Kei KomuroKei Komuro

Aunque Mako de Japón ha sufrido mucho, tanto que fue diagnosticada con un trastorno de estrés postraumático por todo a lo que ha tenido que enfrentarse desde que se conoció la deuda contraída por la madre de Kei Komuro para pagar sus estudios, cantidad de la que ella dijo que era una donación y no un préstamo, ha recuperado la alegría y la ilusión. Poco le importa abandonar su posición, tanto que incluso ha renunciado a la dote que corresponde a las princesas japonesas que dicen adiós a la Familia Imperial y no realizará los ritos habituales para las bodas reales.

La pareja se casa el 26 de octubre de 2021 por lo civil, sin ritual regio alguno. Posteriormente darán una conferencia de prensa en la que la Princesa Mako ha vuelto a ser castigada. Su propio padre, el Príncipe Heredero, se negó a que la rueda de prensa tuviera lugar en los edificios palaciegos. Además, es la propia Mako de Japón la que tiene que costearla. Pese a todo, lo importante es que la Princesa Mako, que pasará a ser Mako Komuro, será libre.

Te puede interesar