Fumihito de Japón presiona públicamente a su hija Mako de Japón para que se case

BODA RETRASADA

Fumihito de Japón presiona públicamente a su hija Mako de Japón para que se case

El Príncipe heredero Fumihito ha instado a su hija, la Princesa Mako, a que anuncie la fecha definitiva de su enlace con el plebeyo Kei Komuro.

Fumihito de Japón presiona públicamente a su hija Mako de Japón para que se case

Septiembre de 2017 era la fecha en la que la Casa Imperial de Japón anunciaba el compromiso de la Princesa Mako con Kei Komuro, un ciudadano japonés plebeyo. Eso hacía que la que sería sobrina del Emperador Naruhito renunciaba así con este matrimonio a su condición de Princesa, muy convencida por el amor que sentía por su pareja. La boda se anunció en su momento que sería en noviembre de 2018 y, tan solo unos meses después, en febrero del mismo año, los novios decidieron posponer el enlace.

Mako de Japón y Kei Komuro en el anuncio de su compromisoMako de Japón y Kei Komuro en el anuncio de su compromiso

Tras esta decisión, el silencio ha reinado y no había ninguna pista de la próxima fecha definitiva. Esta espera ha hecho impacientarse al padre de la Princesa, el Príncipe heredero Fumihito, y ha instado a su hija a que aclarase el asunto: "El próximo febrero se cumplen dos años (del anuncio del retraso de la boda). Creo que habría que anunciar algo sobre este asunto", argumentó en una rueda de prensa concedida por su 54 cumpleaños, como apunta Vanity Fair. Estas palabras serían una gran indirecta para la pareja, que ha preferido seguir guardando silencio.

Unas deudas por resolver para celebrar el enlace

Este empujón cierne más dudas sobre los motivos del retraso del compromiso. Al principio comenzó a especularse sobre una ruptura, teorizando sobre posibles escándalos ocultos por parte de la familia imperial. Este rumor aumentó cuando se anunció que Kei Komuro se trasladaba a Estados Unidos para estudiar Derecho. A pesar de ello, en agosto de 2018, el medio Japan Times contaba que el verdadero motivo residía en las deudas que tendría la madre de Komuro con su exnovio, que solicitó dinero para financiar los estudios de su hijo.

Los Emperadores Akihito y Michiko de Japón con sus hijos y nietosLos Emperadores Akihito y Michiko de Japón con sus hijos y nietos

Al parecer, la Casa Imperial de Japón no conocía esta situación, y decidió atrasar la boda hasta que esas deudas fuesen pagadas. Cuando Mako de Japón pierda su condición de princesa, tendrá que depender de su propia economía, por lo que su familia querría que empezase esta independencia con una situación estable. Habrá que esperar para ver si, con estas declaraciones, la Princesa decide dar un paso al frente y fijar una fecha inamovible para su enlace.

Te puede interesar