Meghan Markle pone a dieta al Príncipe Harry antes de la boda

HÁBITOS SALUDABLES

Meghan Markle pone a dieta al Príncipe Harry antes de la boda

La pareja ha decidido ponerse en forma antes de su gran día y todo apunta a que desde hace meses ambos hacen una dieta estricta y se someten a una rutina de ejercicios diarios.

Meghan Markle pone a dieta al Príncipe Harry antes de la boda

El Príncipe Harry se ha comprometido a cambiar de vida antes de su boda y es por ello por lo que una de sus primeras decisiones ha sido apuntarse a un exclusivo gimnasio londinense cuyo precio, según afirma el Daily Mail, rondaría los 600 euros. Aparte de eso, el nieto de la Reina Isabel II habría decidido iniciar, junto a su futura esposa, una dieta en carbohidratos y los productos procesados son sustituidos por ingredientes como la col rizada o la quinoa.

Una fuente consultada por el citado medio afirma lo siguiente: "Meghan ha cambiado por completo la dieta de Harry. Lo tiene haciendo zumos de frutas y verduras todo el día y ha perdido ya bastante peso, lo cual se nota para una persona tan flaca como él".

El Príncipe Harry, muy sonriente en los Invictus Games de TorontoEl Príncipe Harry, muy sonriente en los Invictus Games de Toronto

El propio Príncipe Harry reconoce desde hace tiempo que su dieta ha cambiado, en parte para motivar a muchos de los jóvenes con los que trabaja a través de sus diversas fundaciones. Por ejemplo, durante una visita a Chicago en 2017, el Príncipe confesó que había dejado de comer pizza y que nunca ha comido un kebab.

Este gran cambio contrasta notablemente con las costumbres alimenticias que tenía durante su época de soltero, en la que muchos de sus amigos reconocían que "vivía a base de Kentucky Fried Chicken". Incluso un cocinero de la familia llegaría a reconocer que a los príncipes Guillermo y Harry "les encantaba comer hamburguesas, pizza y patatas asadas".

La dieta de Meghan Markle

Por su parte, Meghan Markle ya hace años que presta mucha atención a su aspecto físico y se confiesa una adicta al yoga. También corre con frecuencia y hace Pilates. Según el citado medio, la futura esposa del Príncipe Harry "sigue una dieta basada principalmente en verduras, pero también se permite disfrutar en contadas ocasiones de patatas fritas, vino y helados".

Meghan Markle, muy sonriente en su primera visita oficial a GalesMeghan Markle, muy sonriente en su primera visita oficial a Gales

Ella misma confesó en su día: "Trato de comer vegetariano durante la semana y luego ser un poco más flexible durante el fin de semana". Además, entre sus platos favoritos se encontrarían los arándanos, las ensaladas, el queso de cabra, el pan tostado y el marisco.

Te puede interesar