Isabel de Bélgica comienza su instrucción militar disparando y barriendo

SIN TRATO DE FAVOR

Isabel de Bélgica comienza su instrucción militar disparando y barriendo

La hija de los Reyes Felipe y Matilde ya se está formando como el resto de los monarcas que la preceden en su país.

Isabel de Bélgica comienza su instrucción militar disparando y barriendo

La casa real de Bélgica ha publicado las primeras imágenes de la Princesa Isabel, la hija de los Reyes Felipe y Matilde, después de que haya comenzado su etapa como militar. La joven está cumpliendo con la tradición de su país una vez cumplidos los 18 años se abre paso en este mundo igual que lo hicieron los monarcas anteriores a ella.

La Princesa Isabel de Bélgica en su primer entrenamiento militarLa Princesa Isabel de Bélgica en su primer entrenamiento militar

La Princesa Isabel ha comenzado como una alumna más de la Royal Military Academy de Bruselas, así que no tiene ningún tipo de trato de favor. Fue el 2 de septiembre de 2020 cuándo comenzó a formarse en un cursillo de iniciación de un mes de duración que es obligatorio para comenzar oficialmente su educación militar que durará un año.

Como el resto de sus compañeros, lleva en su traje su primer apellido con el que es nombrada, por eso es distinguida como 'Van België', que significa 'de Bélgica'. Y en estas fotografías se puede ver cómo lleva el traje típico de militar sin olvidarse de la mascarilla tan necesaria en estos momentos. Es inicio está siendo diferente al de otros años puesto que está marcado por el distanciamiento social impuesto por la pandemia.

La Princesa Isabel de Bélgica, armada en su primer entrenamiento militarLa Princesa Isabel de Bélgica, armada en su primer entrenamiento militar

Entre tanto, se puede apreciar que posee una gran formación física puesto que es una amante del deporte, así que en ese sentido lleva bastante bien las pruebas que ha ido realizando y a las que se ha tenido que ir enfrentando, como arrastrarse por el suelo o sostener un neumático sobre su cabeza.

Además, está aprendiendo a camuflarse de manera militar para mimetizarse con el entorno, puesto que en una de las estampas se puede ver cómo aplica maquillaje en su rostro para ocultarse entre los colores verdes.

Aunque esto no es lo que más ha sorprendido de esta faceta desconocida que ahora está aprendiendo la joven. Lo que más ha llamado la atención ha sido verla sostener un arma y disparando. Y como no está recibiendo un trato especial por ser princesa, tiene que ir llevando a cabo todas las tareas que le encomiendan, como barrer o limpiar las instalaciones y mantener el orden del lugar en el que está conviviendo con otros compañeros.

Se forma para su futuro como reina

Pero este curso no solo está vinculado a todo lo que tenga que ver con la experiencia militar, sino que también aprenderá herramientas de comunicación, de geopolítica, gestión y relaciones internacionales. Este curso que se extenderá durante un año lo realizará en régimen de internado y dará comienzo una vez que termine esta fase de preparación.

Te puede interesar