La inesperada aparición de la Reina Isabel para la inauguración de una línea de metro junto al Príncipe Eduardo

MUY SONRIENTE

La inesperada aparición de la Reina Isabel para la inauguración de una línea de metro junto al Príncipe Eduardo

La Reina ha hecho una aparición totalmente inesperada en el metro de Londres, pues su asistencia no estaba confirmada hasta el último momento.

La inesperada aparición de la Reina Isabel para la inauguración de una línea de metro junto al Príncipe Eduardo

La Reina Isabel II siempre sorprende cuando reaparece sin previo aviso. Los problemas de movilidad que achaca desde hace algún tiempo han sido el motivo por el que ya no es tan habitual verla en distintos eventos como monarca, por lo que cada vez que aparece se convierte en un acontecimiento de lo más relevante. Precisamente hace tan solo unos días su ausencia fue de lo más significativa, pues no acudió a la Apertura del Parlamento por tercera vez en 70 años de reinado.

Pues bien, parece que los problemas de movilidad no le están impidiendo hacer pequeñas apariciones, como fue su presencia en el espectáculo 'A Gallop Throuh History' junto al Príncipe Eduardo y Sophie de Wessex. Allí se mostró encantada e, incluso, llegó a emocionarse al ver a su nieta su nieta Lady Louise Mountbatten-Windsor participando en el espectáculo conduciendo un carruaje.

La Reina Isabel II y su hijo Eduardo de Inglaterra inaugurando una línea de metro por sorpresaLa Reina Isabel II y su hijo Eduardo de Inglaterra inaugurando una línea de metro por sorpresa

En esta ocasión, la aparición de la Reina Isabel II sin previo aviso ha sido todavía más sorprendente, pues la monarca ha acudido a la inauguración de la 'Elisabeth Line', una nueva línea de metro en Londres. Al acto ha acudido Boris Johnson, Primer Ministros, y Eduardo de Inglaterra, que no se ha separado de su madre en ningún momento. La Reina Isabel ha elegido un llamativo conjunto de abrigo y sombrero amarillo, siempre sostenida por su inseparable bastón.

En el metro como una ciudadana

La asistencia de la Reina Isabel II a este acto no estaba confirmada hasta el último momento, pues al presentar problemas de movilidad no anuncian públicamente estos actos para evitar cancelaciones. Los que sí estaban avisados sobre la posible asistencia de la Reina eran los organizadores, pues la duda no se iba a resolver hasta el final. La monarca llegó a Paddington Station y allí se encargó de abrir el pequeño telón que cubría la nueva línea de metro con su nombre.

La Reina Isabel II saliendo de un ascensor en el metro de LondresLa Reina Isabel II saliendo de un ascensor en el metro de Londres

Además, la Reina de Inglaterra recogió una tarjeta de edición limitada con su nombre y recargó un billete de 5 libras. La monarca se mostró de lo más sonriente y amable con todos los trabajadores del metro y estuvo diez minutos en la estación antes de coger un ascensor escoltada por su hijo Eduardo de Inglaterra. El Príncipe también estuvo en la cabina del conductor de uno de los metros y estuvo charlando con la conductora animadamente mientras el tren avanzaba.

Te puede interesar