Gustavo Egusquiza: 'España exclusiva', anécdota con Madonna, vivencias con Tsuguko de Japón y el lujo del Rey Juan Carlos

ENTREVISTA BEKIA

Gustavo Egusquiza: 'España exclusiva', anécdota con Madonna, vivencias con Tsuguko de Japón y el lujo del Rey Juan Carlos

Gustavo Egusquiza es experto en turismo de lujo, autor del libro 'España exclusiva' y ha conocido de cerca a diversos miembros de la realeza y allegados.

Gustavo Egusquiza: 'España exclusiva', anécdota con Madonna, vivencias con Tsuguko de Japón y el lujo del Rey Juan Carlos

España es un país diverso en el que se puede disfrutar de montañas espectaculares, de playas de ensueño, de campos interminables o de ciudades cargadas de patrimonio histórico y artístico. De eso sabe mucho Gustavo Egusquiza, autor del libro 'España Exclusiva: Un Recorrido Mágico Por Hoteles de Ensueño', donde repasa una serie de establecimientos situados a lo largo y ancho de la geografía nacional que destacan por su excelencia. Gustavo Egusquiza, experto en turismo de lujo y lifestyle, nos atendió para hablar sobre este libro, sobre el turismo y también acerca de anécdotas vividas tanto en su recorrido por distintos hoteles, como por su vínculo con algunos miembros de la realeza.

Gustavo EgusquizaGustavo Egusquiza | Foto: Gerardo Nieves y Jorge Ladrero

Bekia: ¿Cómo surgió 'España exclusiva?

Gustavo Egusquiza: Durante los últimos dos años había estado viajando y visitando algunos de los hoteles más icónicos de nuestro país y me di cuenta que muchos de ellos eran poco conocidos por el público en general. Es por ello que consideré importante dar a conocer estos emblemáticos lugares.

B: ¿Cómo fue el proceso desde que comenzaste con el libro?

G.E. Tuve que hacer una selección de una veintena de lugares que más me habían gustado. Fue un proceso difícil porque tuve que descartar un montón de hoteles que son excelentes, pero finalmente prioricé aquellos que más me habían impactado durante los últimos dos años.

B: ¿Qué hotel te sorprendió más?

G.E. Para mí, el Hotel Hacienda de Abajo es uno de mis favoritos. Se encuentra situado en una ubicación privilegiada en la Isla de la Palma y cuenta con una de las mejores colecciones de antigüedades de las Islas Canarias. En él estuvo alojado George Clooney durante el rodaje de 'Cielo de medianoche'. El hotel lleva generaciones en la misma familia y su dueño es una de las personas más agradables que conozco. Tuvimos una cena de lo más divertida la última noche que estuve allí alojado.

B: ¿Cuál es tu anécdota hotelera favorita?

G.E. Tengo varias, en el Hotel María Cristina por ejemplo coincidí en una cena con John Travolta y Benicio del Toro. Me acuerdo que la actriz Aida Folch se acercó a tomarse unas fotos con él y poco después una señora empezó a dar gritos en medio del hotel al ver a John Travolta, tuvieron que intervenir los de seguridad y llevarse a la señora. En otra ocasión estaba alojado en uno de los hoteles más lujosos de Portugal, era un palacio renovado que pertenecía a un matrimonio excepcional, amante de las artes. La cantante Madonna llamó para alquilar todo el lugar durante un mes y la dueña le dijo que tenía clientes que llevaban años viniendo y que no podía echarlos. Ella insistió y finalmente le dijo que no y que probara en el Ritz que seguramente era un lugar más adecuado para ella.

Gustavo Egusquiza en MadridGustavo Egusquiza en Madrid | Fotos: Gerardo Nieves y Jorge Ladrero

B: ¿Cuál ha sido el mejor hotel en el que has estado y por qué crees que lo era?

G.E. Para mí, el hotel La Valise en Tulum, México, es uno de los mejores hoteles boutique que existen a fecha de hoy. El hotel está ubicado en un enclave privilegiado y tiene tan solo 9 habitaciones decoradas con un gusto exquisito. Todas las mañanas lo primero que hacía era salir de la cama para ir directo a bañarme en el mar, después sin decir nada venía el camarero con el desayuno. Es un lugar perfecto para desconectar y descansar de verdad.

B: ¿Y el peor? Háblame de él aunque omitas su nombre

G.E. Hay muchos, en los que el trato es impersonal y frío. Da igual que tengas el mejor hotel del mundo pero si cuando llegas el recepcionista no es capaz ni de mirarte a los ojos para mi es un no.

B: ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades del sector turístico?

G.E. Una de nuestras mayores fortalezas es la gran diversidad de oferta que tiene España. En nuestro país encuentras, historia, gastronomía, paisajes, playa, montaña, ciudad y campo. Es un país rico en recursos que atrae mucho a los turistas extranjeros, pero una de sus grandes debilidades es que se ha construido un modelo de turismo que no es sostenible a largo plazo.

B: ¿Cambiará el sector turístico tras la pandemia o volveremos a ver el mismo modelo?

G.E. Lo cierto es que la COVID-19 ha producido una aceleración de un nuevo paradigma necesario en el sector del turismo. Este sector ha sido uno de los más castigados y las empresas se están enfrentando a una nueva realidad que demanda crear nuevas sinergias en las que se apueste por el turismo de calidad.

Gustavo Egusquiza es autor de 'España Exclusiva'Gustavo Egusquiza es autor de 'España Exclusiva' | Foto: Gerardo Nieves y Jorge Ladrero

B: ¿España necesita una reconversión turística? ¿Cómo podría hacerse?

G.E. Durante años, nuestro país ha agotado hasta la extenuación un modelo obsoleto de turismo. España es un país que está camino de la desertización y el turista medio gasta una media de 440 litros de agua al día. En definitiva, este es un modelo insostenible a largo plazo en donde el turismo masificado daña más de lo que aporta a nuestro país. La apuesta por la sostenibilidad será una baza ganadora en los próximos años. Las cadenas hoteleras deberán contribuir a la protección y mejora de su entorno, utilizando las mejores prácticas disponibles y la innovación tecnológica para minimizar los impactos negativos de sus actividades. Además, España tiene que seguir especializándose en poder atraer un turismo de calidad. El turista busca un servicio cada vez más personalizado, y el sector turístico tiene que ser capaz de confeccionar experiencias a medida para este nuevo turista

B: ¿Hay algún país en el que España se deba fijar?

G.E. En Portugal se están haciendo las cosas muy bien. Es un gran ejemplo a seguir, el servicio es siempre intachable. Es un modelo que a mi en particular me gusta mucho.

B: ¿Cómo definirías el turismo de lujo?

G.E. En mi opinión el turismo de lujo es un turismo de calidad. Personas que visitan un lugar para quedarse un amplio número de días y descubrir el país y sus costumbres. Es un turismo que además genera riqueza en la región. Por ejemplo en Francia y Reino Unido reciben un turismo que gasta una media de seis veces más que en España.

B: ¿Democratizar el turismo de lujo acabaría con él?

G.E. Más que acabar con él se trata de una tarea complicada de llevar a cabo por la enorme cantidad de recursos que requiere. No podemos olvidar que los recursos suelen ser de una naturaleza limitada siempre.

Gustavo Egusquiza en un establecimiento hoteleroHGustavo Egusquiza en un establecimiento hotelero | Foto: Gerardo Nieves y Jorge Ladrero

B: ¿Qué tiene que tener un hotel o establecimiento para ser considerado de lujo o ser exclusivo?

G.E. Las instalaciones deben ser las adecuadas y el servicio que se ofrece debe estar profesionalizado y personalizado.

B: ¿Qué opinas de plataformas como airbnb? ¿Es positiva o negativa para el sector turístico?

G.E. Airbnb surgió en San Francisco a raíz de una conferencia de diseño en la ciudad que la había dejado sin plazas hoteleras. Muchos hoteles tienen que ponerse al día si quieren poder competir con estas nuevas plataformas. Creo que es sano que exista competencia, pero siempre con una regulación y un control estatal sobre la misma.

B: ¿Qué hotel de España que no conozcas te gustaría visitar?

G.E. En España tengo muchas ganas de volver a visitar el antiguo Ritz que ahora se convierte en el Hotel Mandarín Oriental Ritz y ver todos los cambios que se han introducido bajo esta nueva dirección de este emblemático buque insignia de la hotelería de nuestro país.

B: ¿Y del resto del mundo?

G.E. La verdad que tengo planeado un viaje a las Turcas y Caicos y allí alojarme en el COMO Parrot Cay que es un resort en una isla privada y tiene un enclave privilegiado que es perfecto para la desconexión. Además, soy un apasionado del buceo y este lugar tiene amplias zonas para practicarlo.

B: Uno de los hoteles de los que hablas en tu libro es el María Cristina de San Sebastián, ligado a las estrellas de cine y a la realeza. Tú también tienes un vínculo con la realeza a través de los Príncipes Guillermo y Harry. ¿Qué relación te une a ellos?

G.E. Compartimos el mismo círculo de amigos en Reino Unido. Durante ocho años viví en Escocia y estudié en la Universidad de Edimburgo. Allí me hice amigo de Euan Tennant, nieto de Lady Anne Glennconer. Lady Anne fue durante muchos años la dama de honor de la Princesa Margarita. En mi etapa de estudiante compartí piso con el sobrino de la Duquesa de Westminster y poco después con la Princesa Tsuguko Takamado de Japón, así que solía coincidir con ellos de manera habitual. Era un ambiente muy endogámico el de Edimburgo.

Los Duques de Cambridge el día de su boda junto al Príncipe Harry y Pippa MiddletonLos Duques de Cambridge el día de su boda junto al Príncipe Harry y Pippa Middleton

B: ¿Tienes alguna anécdota junto a los Príncipes Guillermo y Harry? ¿Y junto a otro royal?

G.E. Me acuerdo mucho de las fiestas en el Opal Lounge de Edimburgo. Los fines de semana todos estábamos más libres porque habían terminado las clases y solíamos juntarnos en este lugar o en un pub muy cercano a la casa donde yo vivía. Tengo unos recuerdos muy buenos de ellos y son grandes personas. Por otro lado, con Tsuguko Takamado me acuerdo que solíamos cocinar juntos muy a menudo. Ella era un personaje muy interesante y por aquel entonces estaba estudiando psicología criminal y sociología en la universidad. Recuerdo una ocasión que fuimos a un pub y le pidieron el pasaporte, Tsuguko tenía un pasaporte diplomático y prefirió darse la media vuelta, todos nos fuimos con ella y entendimos a la primera el por qué no había querido enseñar el pasaporte. En otra ocasión mi amigo Andrew Ferguson que se llevaba muy bien con el hijo del sultán de Brunei quiso presentármelo en Londres, decía que íbamos a hacer grandes migas. Azim era un tipo muy divertido pero al final entre unas cosas y otras nunca llegamos a materializar nuestro encuentro. Hace poco leí que había fallecido y la verdad es que me dio mucha pena.

B: También conociste a Pippa Middleton. ¿Cómo es la hermana de Kate Middleton?

G.E. Pippa es muy simpática. Es una chica muy amable con un muy buen fondo. Le encanta la cultura española. Nuestra gastronomía y el flamenco le apasionan.

B: ¿Sigues manteniendo contacto con Tsuguko Takamado? ¿Cómo le va?

G.E. Hace algún tiempo que no hablamos, pero se que le va bien. Actualmente, está trabajando en el comité japonés de UNICEF y realizando una magnífica tarea en Japón. Siempre ha tenido mucha mano izquierda con los niños y le encantan y su labor como miembro de la Familia Imperial es intachable.

B: ¿Te habló de cómo es la vida de un miembro de la Familia Imperial Japonesa?

G.E. Sí, lo hizo en varias ocasiones sobre todas las responsabilidades que ello conllevaba. También hablamos en varias ocasiones de la Segunda Guerra Mundial. Tanto a ella como a mí nos apasionaba la historia y hablamos mucho de estas cosas.

Tsuguko Takamado e Hisako Takamado de Japón con Federico y Mary de DinamarcaTsuguko Takamado e Hisako Takamado de Japón con Federico y Mary de Dinamarca

B: ¿Qué opina sobre que las mujeres no solo no puedan heredar el trono sino que además deban renunciar a su título, su posición y a la vida que han conocido?

G.E. Esta cuestión no la tocamos nunca , pero me imagino que siendo una mujer moderna como es tendrá una visión particular sobre estas limitaciones. Tenemos que tener en cuenta que la monarquía japonesa se basa en una tradición de miles de años y que persiste porque la tradición se mantiene.

B: ¿Te has cruzado alguna vez con algún miembro de la realeza en alguna de tus visitas a los hoteles de lujo que frecuentas?

G.E. He frecuentado los mismos hoteles que frecuenta a menudo la realeza europea, pero no he llegado a coincidir los mismos días.

B: ¿Conoces cuáles son los hoteles favoritos de los royals?

G.E. Aquí en España el Ritz ha sido un clásico durante muchos años para los royals. Fue el Rey Alfonso XII el que convenció a varios empresarios españoles para levantar el Ritz, al darse cuenta después de su boda que muchos invitados habían tenido que alojarse de manera privada en Madrid por la falta de oferta hotelera en la capital. Otro lugar frecuentado por miembros de la realeza en nuestro país es la Nava del Barranco, recuerdo haber visto una foto del Rey Juan Carlos en el Salón central. El Rey Juan Carlos iba muy a menudo a esta finca a cazar y es un lugar exquisito, aunque el precio no es para todos los bolsillos, una noche en temporada alta puede llegar a costar hasta 60.000 euros. El Hotel Goring de Londres fue utilizado por Kate Middleton antes de su boda y su Suite Real cuenta con cuatro salas que se extienden por toda la planta superior del edificio y con unas vistas espectaculares a la ciudad. La Isla Mustique, que fue comprada por el marido de Lady Anne Glenconner, Colin y también ha sido refugio de miembros de la realeza como la Princesa Margarita, que le encantaba la privacidad que ofrecía la isla caribeña.

B: ¿Cuál es tu Familia Real favorita y por qué?

G.E. No tengo una Familia Real favorita, pero la Casa Imperial Nipona por motivos obvios está dentro de las que más admiro. Es la Casa Real más antigua del mundo con más de 2.600 años a sus espaldas y el haber compartido tiempo y lugar de residencia con uno de sus miembros más prominentes me hizo darme cuenta de la vida tan complicada que llevan.

B: ¿A qué te refieres con que es tan complicada la vida de los miembros de la Familia Imperial de Japón? ¿Cómo es esa famosa rigidez de la que tanto se habla?

G.E. En privado esa rigidez desaparece, pero en público es otra historia. Son las expectativas que la gente tiene de ti y lo que se espera de ti. No es lo que quieres, sino lo que debes. Es una sociedad muy estricta y muy conservadora la japonesa, con las restricciones que esto suponen para un miembro de la Familia Imperial reinante. A veces me contaba que había muchas cosas que no podía hacer de vuelta en Tokio y que incluso mucha de la ropa que utilizaba como estudiante en Escocia no la podía utilizar en Japón.

Retrato oficial de los Reyes Felipe y Letizia, la Princesa Leonor y la Infanta SofíaRetrato oficial de los Reyes Felipe y Letizia, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía

B: ¿Crees que la Familia Real Británica es un modelo a seguir para la Familia Real Española?

G.E. La Familia Real Británica ha sabido adaptarse a los tiempos y hoy en día nadie duda sobre la necesidad de su existencia en el Reino Unido. Es un modelo de monarquía parlamentaria a seguir en todo el mundo e Isabel II una de las mejores reinas que ha dado el país. Además, en los últimos años han contratado expertos en RRPP que les han ayudado a mejorar la percepción que el público en general tenía de ellos. El caso de la monarquía española es diferente. Creo que sería necesario modernizar el equipo de RRPP que tienen en Zarzuela con sangre fresca y nuevas ideas. Hay potencial, pero hay que saber explotarlo adecuadamente. También hay que tener en cuenta que las circunstancias actuales en las que están sumidos dejan escaso margen de maniobra.

B: ¿Se te ocurre alguna estrategia concreta que pudiera seguir La Zarzuela para mejorar su imagen?

G.E. Citando a Pilar Eyre "no se ama lo que no se conoce" y creo que la monarquía española y sus miembros se conocen poco por los españoles. Tenemos una idea superficial de ellos. Son escasas las entrevistas que han concedido. En mi opinión, deberían salir más y mezclarse con la realidad del país. Cuando hablo de la realidad no es con actos institucionales, sino con su pueblo. Visitar a sus ciudadanos y lugares como son: las residencias de ancianos, centros de acogida a mujeres maltratadas, etc.... Se trata no tanto de trabajo institucional, sino trabajo de campo. Veo un enorme potencial en cada uno de los miembros que constituyen la Casa Real pero necesitan un equipo de comunicación con nuevas ideas y que les anime a salir del área de confort en lo que se refiere a la comunicación.

Te puede interesar