Ernesto de Hannover pierde el juicio contra su hijo Ernst August de Hannover y no recuperará las propiedades de la dinastía

LOS HANNOVER

Ernesto de Hannover pierde el juicio contra su hijo Ernst August de Hannover y no recuperará las propiedades de la dinastía

La guerra de los Hannover ha terminado con la victoria del hijo sobre el padre, que no tendrá que devolver lo que Ernesto de Hannover le cedió en su momento.

Ernesto de Hannover pierde el juicio contra su hijo Ernst August de Hannover y no recuperará las propiedades de la dinastía

La guerra de los Hannover ha terminado, al menos a nivel judicial. El Tribunal de Hannover que llevaba el caso ha desestimado la demanda que Ernesto de Hannover había presentado con su hijo mayor, Ernst August de Hannover, al que reclamaba la devolución del Castillo de Marienburg y de otras propiedades que le cedió en vida entre 2004 y 2007.

Ernesto de HannoverErnesto de Hannover

Como señala Bunte, la justicia alemana se ha inclinado a favor del hijo frente al padre y no considera que haya habido ingratitud, como alegaba el jefe de la dinastía Güelfa, por lo que todo seguirá como está y el heredero no tendrá que devolver al Príncipe de Hannover ni Marienburg, ni Calenberg, ni Herrenhausen, este último el palacio en el que Ernst August de Hannover reside con su esposa, Ekaterina de Hannover, y sus tres hijos, Elisabeth, Welf August y Eleonor.

Este final feliz para la pareja heredera de Hannover no es tan infeliz para Ernesto de Hannover, ya que al menos no tiene que pagar los elevados costes del juicio. El motivo es que en marzo de 2022 el exmarido de Carolina de Mónaco retiró la demanda contra su hijo, pero con trampa.

Castillo de Marienburg de los HannoverCastillo de Marienburg de los Hannover

Lo que hizo el Príncipe de Hannover fue delegar sus derechos a la empresa Salzburg EAH Betreibungs GmbH. Por ello no tendría que pagar las costas del proceso y si ganaba, la compañía se llevaría parte de los cinco millones de euros que reclamaba a su heredero.

Esta guerra comenzó después de que Ernesto de Hannover quisiera recuperar el control de las propiedades que cedió a su hijo y se opusiera al enlace de su primogénito con Ekaterina Malysheva. No quiso reconocer a su nieto como futuro heredero, que de hecho no lleva los nombre de Ernst August como es tradición en los Hannover, sino que fue bautizado como Welf August.

Ernesto Agusto de Hannover y Ekaterina Malysheva en la boda civil de Christian de Hannover y Sassa de OsmaErnesto Agusto de Hannover y Ekaterina Malysheva en la boda civil de Christian de Hannover y Sassa de Osma

Ernesto de Hannover acusó a su hijo de ingratitud, de haberse apropiado de la fortuna familiar, de no haberle ayudado cuando más le necesitaba y puso el grito en el cielo cuando en 2018 Ernest August de Hannover cedió por un euro Marienburg al estado de Baja Sajonia para que se encargaran de su mantenimiento y pudiera ser visitado. Así se logró liberarse de la ruinosa conservación de Marienburg, pero para Ernesto de Hannover fue una traición a la que contestó llevando a los tribunales a su hijo. Pero la Justicia ha dado la razón al hijo sobre el padre, finalizando un proceso que sin embargo no traerá paz a la dinastía.

Te puede interesar