Christian, Isabel, Vicente y Josefina de Dinamarca disfrutan de un concierto de Navidad con sus padres

LOS PEQUEÑOS PRÍNCIPES

Christian, Isabel, Vicente y Josefina de Dinamarca disfrutan de un concierto de Navidad con sus padres

Federico y Mary de Dinamarca asistieron a un recital en una iglesia al que llevaron a sus cuatro hijos.

Federico y Mary de Dinamarca con sus hijos en un concierto de NavidadFederico y Mary de Dinamarca con sus hijos en un concierto de Navidad

La Familia Real Danesa muestra periódicamente las andanzas de los pequeños de la Casa Real, pues no es extraño ver imágenes de los Príncipes Christian e Isabel y sus primos, los Príncipes Nicolás, Félix y Enrique en eventos no oficiales en los que muestran su simpatía.

No se esperaba menos ante la inminente llegada de la Navidad, así que los Príncipes Federico y Mary asistieron a un concierto especial relacionado con estas fiestas que tuvo lugar en la Iglesia Esajas de Copenhague.

Christian de Dinamarca 'manda callar' a su hermano Vicente en un concierto de NavidadChristian de Dinamarca 'manda callar' a su hermano Vicente en un concierto de Navidad

No fueron solos, pues les acompañaron sus cuatro hijos, Christian, Isabel, Vicente y Josefina. Cabe destacar la presencia de los pequeños mellizos, que en enero cumplirán 2 años, pues apenas se les ha visto en público más allá de eventos especiales y viajes en el Dannebrog debido a su corta edad.

El simpático y díscolo Príncipe Vicente

En la Iglesia los niños supieron compartarse a lo largo de la mayor parte del concierto, donde hubo regalos para los infantes asistentes, sin embargo Christian e Isabel demostraron ser unos perfectos hermanos mayores y se portaron mejor que los pequeños.

Christian, Vicente e Isabel de Dinamarca en un concierto de NavidadChristian, Vicente e Isabel de Dinamarca en un concierto de Navidad

La Princesa Josefina estuvo sentada en brazos de su madre, Mary de Dinamarca, mientras que el Príncipe Vicente se sentó encima de su padre, Federico de Dinamarca, quien se mostró más díscolo y tuvo que ser reprendido por su hermano Christian, que le mandó callar.

Precisamente el pequeño Vicente protagonizó un simpático momento, pues fue el primero en abandonar la iglesia, aunque poco después fue alcanzado por sus hermanos mayores Christian e Isabel, que rieron la gracia de Vicente y le cogieron antes de que Federico le subiera en brazos para volver a palacio.

Te puede interesar