Charlene de Mónaco y sus hijos Jacques y Gabriella se unen a Alberto de Mónaco en Japón tras su ausencia en la entronización

JUNTOS EN JAPÓN

Charlene de Mónaco y sus hijos Jacques y Gabriella se unen a Alberto de Mónaco en Japón tras su ausencia en la entronización

A pesar de que Charlene de Mónaco no acompañó al Príncipe Alberto en la entronización del Emperador Naruhito, sí viajó a Japón para ver un partido de rugby.

Charlene de Mónaco y sus hijos Jacques y Gabriella se unen a Alberto de Mónaco en Japón tras su ausencia en la entronización

Alberto de Mónaco viajó a Japón con motivo de los actos por la entronización del Emperador Naruhito. Allí coincidió con miembros de Casas Reales de todo el mundo, algunos acompañados, y otros solos, como él. A pesar de que la Princesa Charlene podría haber ido con él, el Príncipe de Mónaco acudió a todos sus compromisos en el país del sol naciente en solitario.

Alberto de Mónaco en el banquete organizado por la entronización de Naruhito de JapónAlberto de Mónaco en el banquete organizado por la entronización de Naruhito de Japón

Lo más probable es que quisiera quedarse al cargo de sus dos hijos, el Príncipe Jacques y la Princesa Gabriella, que ya han empezado las clases en Mónaco. Sin embargo, la propia Primera Dama monegasca ha sorprendido al colgar una imagen en su cuenta de Instagram en la que aparecen Alberto II y sus mellizos.

Vacaciones en Japón

Alberto de Mónaco y sus hijos en JapónAlberto de Mónaco y sus hijos en Japón
Los dos niños aparecen con banderines de Sudáfrica, país de la Princesa de Mónaco, para animar al equipo de rugby nacional en el encuentro que disputó contra el Gales en la Copa Mundial de Rugby. "¡Gran partido! ¡Le deseo la mejor de las suertes a los dos equipos!" , comentó en la citada red social.

El partido se saldó con la victoria de los africanos frente a los galeses por 19 a 16, por lo que disputarán la final en Japón. Es precisamente eso lo que más ha llamado la atención, ya que el encuentro se jugó en el International Stadium Yokohama, situado a unos 40 kilómetros al sur del Palacio Imperial de Tokio.

La Princesa Charlene no pudo acompañar al Príncipe Alberto a los actos por la entronización del Emperador Naruhito, pero sí ha podido viajar al país del sol naciente para apoyar a Sudáfrica en la Copa Mundial de Rugby.

Te puede interesar