Charlene Wittstock se limpia las lágrimas a su salida de Santa Devota

Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock: los novios en la boda real religiosa