Suki Waterhouse mete la pata en los Premios Brit 2016 al entregar el premio a Adele

FALLO EN DIRECTO

Suki Waterhouse mete la pata en los Premios Brit 2016 al entregar el premio a Adele

La noche de los Brit Awards ha sido una noche mágica para la música británica, pero no todo salió sobre ruedas, porque una de las presentadoras metió la pata al entregar un premio a Adele.

Suki Waterhouse y Simon Le Bon entregando un premio en la gala Brit Awards 2016Suki Waterhouse y Simon Le Bon entregando un premio en la gala Brit Awards 2016

Como era de esperar, Adele fue la auténtica triunfadora de los Premios Brit 2016, ya que consiguió alzarse con cuatro grandes galardones. Este reconocimiento le ha llegado gracias a su tercer y esperadísimo disco '25'. Sin embargo, también protagonizó una de las anécdotas de la noche, aunque ella no fue el personaje principal, sino la modelo Suki Waterhouse.

Suki Waterhouse y Simon Le Bon fue la pareja encargada de entregar el premio a Mejor single británico, una tarea que parecía sencilla, pero que se tornó verdaderamente complicada para la top model. La noche del pasado 24 de febrero fue uno de los momentos más embarazosos que le ha tocado vivir a la joven reina de las pasarelas.

Waterhouse metió la pata a la hora de pronunciar la palabra 'best' (mejor), ya que en su lugar dijo 'chest' (pecho), al tiempo que anunciaba que la cantante británica se alzaba con el triunfo por su canción 'Hello'. Incapaz de ocultar su error, resoplaba y se burlaba de si misma mientras continuaba pronunciando el resto del pequeño discurso.

Adele recoge su galardón en los Premios Brit 2016Adele recoge su galardón en los Premios Brit 2016

Unos premios brillantes

A pesar del pequeño lapsus de la modelo, fue una noche fantástica para el mundo musical, y por supuesto para los espectadores. Grandes actuaciones a cargo del Justin Bieber que levantó a todos los asistentes con su interpretación de 'Sorry'; y la cantante Rihanna que movió las caderas a ritmo de 'Work', además de realizar un espectacular número musical donde el twerk marcó los acordes. Una gala musical que ha tenido un impacto similar o superior a la de los Grammy.

Te puede interesar