Adele y Simon Konecki en los 54º Premios Grammy

Adele, una cantante de récord