Qué fue de... Cristina Blanco, la vidente de los famosos y madre de Miguel Ángel Muñoz

QUÉ FUE DE...

Qué fue de... Cristina Blanco, la vidente de los famosos y madre de Miguel Ángel Muñoz

La que fuera vidente de todos los famosos de por aquel entonces, Cristina Blanco, desapareció y se retiró a vivir a una casa a las afueras de Madrid. Ahí va que fue de ella.

Qué fue de... Cristina Blanco, la vidente de los famosos y madre de Miguel Ángel Muñoz

Se convirtió en una especie de socia de la Esteban y le aconsejó que se echara un novio para seguir en las revistas. Fue entonces la época de Óscar Lozano, con el que empezó a salir empujada por la vidente. Tras salir a la luz alguno de los trapicheos de Cristina Blanco, Belén Esteban decidió dejar a un lado su relación con ella y establecieron un pacto por el cual ninguna de las dos revelaría nada sobre lo que habían hablado a lo largo de los años. Tras esto, la Esteban comenzó a salir con Lozano como es debido.

Cristina Blanco con Rocío Carrasco y Lara Dibildos / Foto: 'Aquí hay tomate'Cristina Blanco con Rocío Carrasco y Lara Dibildos

Muchos de los famosos de la época confiaban en ella para que les ayudara en su día a día y en la toma de decisiones. Lara Dibildos, que es madrina de una de sus hijas, y Nuria Bermúdez fueron de las que compartían momentos con la vidente, así como Rociíto y Ana Obregón. Bermúdez también se vio perjudicada por uno de los montajes que organizó Cristina Blanco.

También protagonizó otra polémica con una de las famosas por excelencia, María Teresa Campos. Cuando la vidente estuvo trabajando durante un tiempo en Telecinco, la periodista se vio afectada por un herpes y la vidente le diagnosticó un mal de ojo. Campos no tuvo ningún reparo en despedirla. Pasado el tiempo se pueden leer las predicciones que en su día hizo Cristina Blanco y, la verdad es que no acertó ni una.

Caída en picado: Condena por robo, estafa...

Tras la época en la que todo iba sobre ruedas para Cristina Blanco, se produjo su caída. Pasó varios años sin salir en televisión, pero cuando volvió a ser noticia ya no era por nada bueno. Fue en el año 2007 cuando su carrera se fue al traste tras ser condenada por robar en un hotel de Málaga. Fue condenada a 16 meses de cárcel por robar tarjetas de crédito y móviles de los clientes del hotel. No llegó a entrar en prisión porque no tenía antecedentes, pero sin dudas fue un varapalo para la vidente.

Cristina Blanco en un plató / Foto: 'Aquí hay tomate'Cristina Blanco en un plató / Foto: 'Aquí hay tomate'

Además, sus supuestos poderes que le daban prestigio como vidente, resultaron no ser tales. Su gran estafa salió a la luz, y fue Jesús Mariñas el encargado de desvelar algunas de las mentiras de Cristina Blanco. El periodista comentó para el periódico La Razón que, al parecer, la vidente tenía contacto con el servicio de casa de las famosas a las que hacía las predicciones, por lo que tenía acceso directo a información que solo el entorno del hogar de la famosa conocía.

No solo su carrera se vio afectada, sino que también su salud se deterioró. La vidente fue ingresada en el año 2007 en la Clínica López Ibor porque padecía un supuesto trastorno bipolar. Además, en aquella época se rumoreó que había intentado suicidarse ingiriendo pastillas tras ser detenida por el robo. En la actualidad se sigue creyendo que Cristina Blanco tiene problemas psicológicos.

Miguel Ángel Muñoz, su hijo famoso

Cristina Blanco era conocida por su videncia en los años 90, pero en la actualidad se la recuerda más por ser la madre del actor Miguel Ángel Muñoz. El joven se dio a conocer con la exitosa serie 'Upa dance' y nunca ha querido pronunciarse en relación a su madre. Cuando la vidente estuvo ingresada por sus problemas psiquiátricos, el actor estuvo muy preocupado por su salud, pero nunca ha querido hacer declaraciones en torno a ella.

Miguel Ángel Muñoz en la clausura del Festival de Málaga 2016Miguel Ángel Muñoz en la clausura del Festival de Málaga 2016

Lo que sí se ha rumoreado en más de una ocasión es que Miguel Ángel Muñoz le pidió a su madre que se alejara del mundo de la televisión, porque tan solo le estaba acarreando problemas. Además, el joven consideraba que si su madre seguía protagonizando semejantes situaciones su carrera como actor se vería afectada por la mala imagen de su familiar, así como su relación de por aquel entonces con Mónica Cruz. Por otro lado, la vidente tiene otras dos hijas a las que adoptó y que son chinas y cuyos padrinos son Jesús Mariñas y Lara Dibildos.

Desaparición absoluta

De estar en lo más alto codeándose con las famosas más estilosas e importantes de la época, Cristina Blanco cayó en picado. Todo lo anteriormente contado fue suponiendo golpe tras golpe que la hicieron ir perdiendo credibilidad y, por lo tanto, trabajo. A esto hay que sumarle su supuestos problemas psiquiátricos, uno de los motivos por los que se cree que dejó atrás el mundo de la televisión.

A la vidente se le han llegado a atribuir incluso robos a su propio hijo, cosa que podría llevar a pensar que entre sus problemas psiquiátricos se encuentra la cleptomanía, como se rumoreó en su día. Miguel Ángel Muñoz también influyó en su desaparición total y ella se alejó para comenzar una nueva vida.

Cristina Blanco / Foto: 'Aquí hay tomate'Cristina Blanco / Foto: 'Aquí hay tomate'

Según publicó el periodista David Enguita en el año 2013, la vidente vive en un pueblo a las afueras de Madrid. Su nombre es Belvis del Jarama, que se encuentra dentro de Paracuellos y en el que al parecer su hijo Miguel Ángel Muñoz compró una casa hace tiempo en la que no residió nunca. Es ella la que se encuentra viviendo allí con una tía del actor de 'Un paso adelante'. Cristina Blanco hace vida normal totalmente ajena a lo que se diga sobre ella en televisión. Dejó a un lado su vida pública para vivir al margen de todo.

Vuelta a la vida pública por casualidad

Su hijo Miguel Ángel Muñoz ha sido el que ha propiciado la vuelta de Cristina Blanco a la vida pública. El actor se sinceró en 'Chester in love' y contó cómo él cuidó de su madre en todo momento aunque tuvo que dedicarse a su trabajo y la dejó al cuidado de su padre. Además, añadió: "Ella decidió apartarse y quedarse en un segundo plano prácticamente invisible para que a mí no me tuviesen que hacer este tipo de preguntas y eso se lo agradeceré siempre".

A raíz de estas declaraciones Cristina Blanco ha vuelto a estar de actualidad y los medios le han captado en los alrededores de su casa. A sus 53 años, se encuentra viviendo en el barrio de Usera en un piso de 60 metros cuadrados que es fruto de la herencia de su madre. En cuanto a la vida laboral está trabajando en El Corte Inglés, en la sección de cosmética y perfumería. Atrás quedó ya su vida como vidente.

Te puede interesar