La pelea de Marta Peñate y Adara Molinero entre empujones e insultos en el centro de Madrid

MOMENTO TENSO

La pelea de Marta Peñate y Adara Molinero entre empujones e insultos en el centro de Madrid

Adara Molinero y Marta Peñate se encontraron el centro de Madrid y rápidamente saltaron las chispas, hasta el punto de que llegaron a los insultos.

La pelea de Marta Peñate y Adara Molinero entre empujones e insultos en el centro de Madrid

Popular es la animadversión que existe entre Adara Molinero y Marta Peñate. Pero ahora la tensión entre ellos ha traspasado todos los límites cuando se cruzaron en pleno centro de Madrid, por la zona de Gran Vía, y protagonizaron un altercado muy desagradable.

Según ha contado Amor Romeira en 'Socialité', fue la ganadora de 'GH VIP 7' la que inició el conflicto al ponerse muy nerviosa cuando vio que en su camino estaba la de 'La isla de las tentaciones': "La llamó hija de hospital, la empujó y le dijo que la iba a matar", ha asegurado que salió por su boca.

Marta Peñate hablando de su encontronazo con Adara Molinero / Telecinco.esMarta Peñate hablando de su encontronazo con Adara Molinero / Telecinco.es

Marta Peñate, por su parte, y todo lo contrario a cómo se ha mostrado en diversas ocasiones en televisión, trató de mantener la calma y pedirle a Adara Molinero que se tranquilizase: "Le pedí que por favor que se calmara porque estábamos en plena calle rodeadas de gente y que nos iban a terminar grabando", ha contado a través de sus redes sociales tal y como ha mostrado el programa.

Adara a Marta: "¡Esta me ha hecho mucho daño!"

Una trifulca en la que estuvieron presentes muchos testigos que rápidamente identificaron a a las protagonistas de la bronca, de ahí que Peñate pidiera a la madrileña que no montara un escándalo para intentar que nadie se diera cuenta de lo que estaba pasando.

Amor contando la bronca de Adara y Marta / Telecinco.esAmor contando la bronca de Adara y Marta / Telecinco.es

No obstante, no lo consiguió hasta el punto de que la persona que iba con Adara Molinero también trató de que se calmase y, según los testigos, esta fue su contestación: "¡No me da la gana! ¡Esta tía me ha hecho mucho daño!".

Te puede interesar