La pelea en la Casa de Alba que provocó que Sofía Palazuelo no llevara tiara en su boda con Fernando Fitz-James Stuart

BODA

La pelea en la Casa de Alba que provocó que Sofía Palazuelo no llevara tiara en su boda con Fernando Fitz-James Stuart

Desavenencias entre el Duque de Alba y Sofía Palazuelo le llevaron a tomar esta decisión.

La pelea en la Casa de Alba que provocó que Sofía Palazuelo no llevara tiara en su boda con Fernando Fitz-James Stuart

Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo contrajeron matrimonio este sábado 6 de octubre en el Palacio de Liria de Madrid. Fue una gran fiesta con numerosos invitados entre familiares y amigos, destacando la presencia de la Reina Sofía, que representó a la Casa Real Española. Otros royals presentes fueron los Reyes de Bulgaria y Ana de Francia, Duquesa viuda de Calabria.

Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo comulgando en su bodaFernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo comulgando en su boda

Todo salió bien, todo fue perfecto, pero la procesión iba por dentro. Además de la ausencia de Fernando Palazuelo, padre de la novia y con la que no tiene trato, hubo un incidente ocurrido tiempo atrás, y que estuvo a punto de crear un conflicto.

Su forma de mostrar su descontento

Sofía Palazuelo es una mujer muy religiosa. Quería casarse por la Iglesia, y hacerlo en un templo sagrado. Al plantearse que la ceremonia tendría lugar en el Palacio de Liria, ella pidió hacerlo fuera y después celebrar el banquete en el recinto palaciego, como estaba previsto. Carlos Fitz-James Stuart se negó, ya que era mejor hacerlo ahí, como han hecho otros nietos de la XVIII Duquesa de Alba.

La Reina Sofía con el Duque de Alba y Carlos Fitz-James Stuart en la boda de los Duques de HuéscarLa Reina Sofía con el Duque de Alba y Carlos Fitz-James Stuart en la boda de los Duques de Huéscar

Otra posibilidad era que se casaran en la capilla privada del Palacio de Liria, un recinto consagrado y pequeño, pero al Duque de Alba le parecía mejor hacerlo en los jardines para que todos los invitados fueran testigos. El enfado de Sofía Palazuelo fue mayúsculo, y según Vanity Fair, era fue la razón por la que se negó a llevar alguna de las tiaras que le quedan a la Casa de Alba, que perdieron La Rusa cuando Doña Cayetana la vendió para comprar un caballo a Cayetano Martínez de Irujo.

Te puede interesar