Naya Rivera logró salvar la vida de su hijo Josey antes de morir ahogada en el Lago Piru

SIN ENERGÍA

Naya Rivera logró salvar la vida de su hijo Josey antes de morir ahogada en el Lago Piru

Las primeras hipótesis, en la línea de lo dicho durante los días de búsqueda, apuntan a que Naya Rivera murió ahogada al no lograr subirse al bote junto a su hijo.

Naya Rivera logró salvar la vida de su hijo Josey antes de morir ahogada en el Lago Piru

La esperanza es lo último que se pierde y a eso se aferraban la familia y amigos de Naya Rivera hasta que los peores pronósticos se cumplieron el lunes 13 de julio, cuando el equipo de rescate que buscaba a la actriz en el Lago Piru de California desde hace 6 días localizó el cadáver de una mujer.

"Basándonos en el lugar donde fue hallado, su aspecto físico, la ropa que llevaba, el estado del cadáver y la ausencia de otras denuncias de desapariciones en esta zona, estamos convencidos de que el cuerpo que hemos encontrado es el de Naya Rivera", explicó en rueda de prensa el sheriff del condado de Ventura confirmando que el cadáver era el de la actriz.

Equipos de rescate buscando a Naya Rivera en el Lago PiruEquipos de rescate buscando a Naya Rivera en el Lago Piru

Y aunque se conocerán mucho más datos sobre las lesiones que le condujeron a la muerte o la hora exacta en la que se produjo, Bill Ayub insistió en la hipótesis de que todo ha sido un terrible accidente y que probablemente la actriz fue arrastrada por un remolino de agua del que, a pesar de ser experta nadadora, no pudo escapar.

Naya Rivera se quedó sin energía para salvar su vida

Lo que sí logró hacer es sacar fuerzas para poner a salvo a su hijo Josey de 4 años. El pequeño contó en su momento que había estado nadando y jugando en el agua con su madre pero que ella, en un momento dado, desapareció y no volvió a salir del agua. Y así lo ha reiterado el sheriff: "El pequeño describió que fue ayudado por Naya para subir al bote, que lo empujó desde atrás hasta la cubierta".

Naya Rivera en una fiesta organizada por Vanity Fair en HollywoodNaya Rivera en una fiesta organizada por Vanity Fair en Hollywood

De ahí que consideren que las cosas empezaron a ir mal y Naya Rivera, al notar el peligro, rápidamente volvió hasta el bote para, al menos, salvar la vida de su pequeño: "Ella debió reunir suficiente energía para llevar a su hijo de vuelta al barco, pero no la suficiente para poder salvarse". Quizá de ahí que, cuando encontraron el bote que había alquilado la intérprete, el pequeño, exhausto por la situación vivida, estaba dormido.

Te puede interesar