Lamar Odom habla de su adicción a las drogas y de cómo ha logrado superar sus problemas

DROGADICCIÓN

Lamar Odom habla de su adicción a las drogas y de cómo ha logrado superar sus problemas

El exjugador Lamar Odom ha hablado sobre su adicción a las drogas, y cómo ha repercutido en su vida.

Lamar Odom habla de su adicción a las drogas y de cómo ha logrado superar sus problemas

Lamar Odom ha escrito un artículo muy duro a The Players Tribune, y ha contado su experiencia con las drogas y cómo se sintió tras ese 4 de octubre de 2015, cuando su vida cambió para siempre.

Lamar Odom en los Nickelodeon Kids' Choice Awards 2017Lamar Odom en los Nickelodeon Kids' Choice Awards 2017
Ese día fue encontrado en un burdel de Las Vegas, inconsciente por la sobredosis que casi le cuesta la vida, así Odom se sincera: "Cuando me levanté en la habitación del hospital en Nevada, no podía moverme. No podía hablar. Estaba atrapado dentro de mi propio cuerpo. Era la primera vez en mi vida que me sentía inútil".

El exjugador de la NBA ha revelado que estuvo tomando cocaína durante tres días seguidos y lo sumó con estimulantes sexuales. Pero al parecer, vivía una lucha constante por mantenerse sobrio diariamente y consumía todos los días cocaína, cada momento que tenía libre lo utilizaba para ello. "No podía controlarlo", ha dicho Odom.

Una lucha diaria

Las drogas se convirtieron en su escapatoria tras la muerte de su madre por un cáncer de colón cuando solo tenía 12 años. Para él, fue un momento muy duro de su vida, así ha dicho: "Yo no pienso que estuviera preparado para perder a una madre con 12 años. Eso te marca. No importa lo fuerte que eres o que piensas que eres". Además, perdió a su abuela diez años después, y a su hijo Jayden de tan solo 6 meses por muerte súbita, que le hizo retirarse de la selección por un tiempo.

Odom ha desvelado que cuando despertó del coma, los médicos le contaron que sus hijos habían ido a visitarle, y eso le descolocó: "Aquello me rompió el corazón porque yo ya había presenciado a mi madre en su lecho de muerte con los mismos tubos saliéndole de su boca. Mis hijos fueron el motivo por el que seguí adelante".

Ahora Lamar está limpio, pero sabe que cada día es una lucha continua para no recaer: "Cuando me despierto miro las imágenes, mi madre, mi abuela, mi hijo Jayden...mis dos hijos hermosos. Sirve para recordarme lo que se supone que es la vida. Me siento bien. Siento energía. Siento amor. Esa mierda me hace vivir el día a día. Es como tomar mis vitaminas".

Te puede interesar