Eugenia Martínez de Irujo lanza un dardo envenenado a sus ex: "He descubierto un mundo que no conocía"

SIN TAPUJOS

Eugenia Martínez de Irujo lanza un dardo envenenado a sus ex: "He descubierto un mundo que no conocía"

La hija de la Duquesa de Alba ha concedido una entrevista a la revista Elle en la que ha hablado de los aspectos más importantes de su vida.

Eugenia Martínez de Irujo lanza un dardo envenenado a sus ex: "He descubierto un mundo que no conocía"

Pero no es Tana Rivera la única que ocupa el corazón de la hija pequeña de Cayetana de Alba, sino que comparte hueco con Narcís Rebollo, el hombre con el que de Irujo empezó a salir en 2017 y del que está plenamente enamorada. "Sin pretenderlo, he descubierto un mundo que no conocía, es como si de alguna manera la otra parte te cambiara el chip. Ayuda mucho que la persona que te acompaña sea lista. En mi caso esa otra persona ha sabido llevarme muy bien", confesó durante el reportaje con Elle, enviando un claro mensaje a todos sus exnovios, incluido Fran Rivera, el padre de su hija.

Eugenia Martínez de Irujo con su hija Cayetana Rivera en las pirámides de EgiptoEugenia Martínez de Irujo con su hija Cayetana Rivera en las pirámides de Egipto

De hecho, el amor entre ellos es tan fuerte que la pareja decidió pasar por el altar al poco tiempo de iniciar su romance. De Irujo y Rebollo se dieron el "sí, quiero" durante una divertida boda en Las Vegas, que fue de todo menos convencional. "¡Cómo me lo pase! Viví un momento único. Solo me faltó mi hija, pero no era posible porque la cosa surgió de repente, Estábamos en los premios Grammy, empezamos a hablarlo entre nosotros y fue como '¿Sí? ¿De verdad? ¿Te atreves? ¡Pues venga!'. Alquilé los trajes y fui a comprar los anillos más horteras que encontré", recordaba entre risas la exmujer del torero madrileño.

La Duquesa de Alba y Eugenia Martínez de Irujo paseando por IbizaLa Duquesa de Alba y Eugenia Martínez de Irujo paseando por Ibiza

De este modo, la aristócrata está viviendo uno de sus mejores momentos personales y profesionales, aunque todavía echa en falta a su madre, que murió en 2014. De Irujo reconoce que fue un momento muy duro y que pensar en la mujer que le dio la vida todavía "me trae nostalgia porque me falta". Sin embargo, "también me da fortaleza, sus valores quedan, aunque no esté". La madrileña se consuela imaginando que la buena fortuna que la ha acompañado recientemente ha sido un regalo que su progenitora le ha mandado desde donde se encuentra: "A veces pienso que lo bueno que he recibido me lo ha enviado ella".

Te puede interesar