Enemigos Íntimos: Antonio David Flores y Rocío Carrasco, un amor adolescente que acabó en una guerra demasiado cruel

ENEMIGOS ÍNTIMOS

Enemigos Íntimos: Antonio David Flores y Rocío Carrasco, un amor adolescente que acabó en una guerra demasiado cruel

La hija de Rocío Jurado y el exconcursante de 'GH VIP 7' vivieron una apasionada historia de amor que acabó en una intensa batalla judicial.

Enemigos Íntimos: Antonio David Flores y Rocío Carrasco, un amor adolescente que acabó en una guerra demasiado cruel

El paso de Antonio David Flores por 'GH VIP 7' ha hecho recordar y conocer nuevos detalles de su historia con Rocío Carrasco. La hija de Rocío Jurado y el ex Guardia Civil se convirtieron en una de las parejas del momento a finales de los 90 y siguen unidos por los dos hijos que tienen en común y una intensa guerra judicial que parece no tener fin.

Tal y como lo definió Mila Ximénez dentro de la casa de Guadalix de la Sierra, lo de Antonio David y Rociíto fue "una historia de amor de dos adolescentes que estaban dispuestos a morir el uno por el otro y pasó a convertirse en dos enemigos que se pegaban dentelladas como chacales". No sabemos con exactitud cómo se pegan dentelladas los chacales, y mejor no saberlo nunca, pero sí sabemos que los ataques judiciales y mediáticos de esta expareja los han convertido en dos auténticos 'Enemigos Íntimos'.

Un amor adolescente

Apenas 17 años tenían Antonio David Flores y Rocío Carrasco cuando se conocieron. Fue en Chipiona, ciudad natal de Rocío Jurado, donde la hija de la cantante y el que entonces aspiraba a convertirse en Guardia Civil se conocieron. Al oficializar su relación con Antonio David y siendo la hija de "la más grande" pronto se convirtieron en carne de revista. Ellos, lejos de mostrarse reacios a esto, no dudaron en dejarse ver para ocupar las portadas de distintos medios y pronto se convirtieron en la pareja del momento.

Antonio David Flores y Rocío Carrasco por las calles de MadridAntonio David Flores y Rocío Carrasco por las calles de Madrid

Los compromisos de una y otro les mantuvieron alejados los primeros años, con ella viviendo en Madrid junto a su madre, la comunicación por teléfono cobraba especial importancia entre ellos. "Hablábamos a través del teléfono y yo recuerdo que mi suegra me decía: dile a la niña que estudie. Y yo cuando la llamaba le decía: si apruebas los exámenes, el fin de semana subo a Madrid a verte. Ella aprobaba y mi suegra estaba loca de contenta. Cuando me veía entrar por la puerta, alucinaba", relataba Antonio David en 'GH VIP 7'.

Su gran boda

Tanto Rocío Carrasco como Antonio David hacían gala de su amor y aseguraban estar con el amor de sus vidas. Tras algo menos de 3 años de relación, pasaron por el altar el 31 de marzo de 1996. Rociíto lo hacía ya embarazada, tal y como le había comunicado a su madre en el camerino de uno de sus conciertos, según reveló Mila Ximénez en el reality de convivencia de Telecinco.

"Veré cumplido el sueño de mi vida", declaraba Antonio David horas antes a contraer matrimonio con Rocío Carrasco sobre su entrada en la ermita de las Vírgenes, donde dos años antes Rocío Jurado se había casado con Ortega Cano. Como no podía ser de otra manera, a la boda acudieron las familias de ambos al completo y se convirtió en todo un acontecimiento para la prensa del corazón.

El fruto de su amor

Siete meses después de su enlace matrimonial, en octubre de 1996, Rocío Carrasco daría a luz a su primera hija, Rocío Flores. En 1998 llegaba a la familia quien sería el fiel compañero vital de Rocío Flores, su hermano David. Así se formaba una familia que parecía prometer convertirse en una de las más seguidas de nuestro país. Rocío y David, ambos llamados así por sus progenitores, llegaban a la vida de Antonio David y Rociíto para llenar de alegría a sus familias, aunque la felicidad no duró tanto como se podía esperar.

Rocío Carrasco junto a Antonio David Flores y su madre Rocío Jurado sosteniendo en brazos a su hija RocíoRocío Carrasco junto a Antonio David Flores y su madre Rocío Jurado sosteniendo en brazos a su hija Rocío

Su mediática separación

No había pasado ni un año desde el nacimiento del pequeño David cuando empezaron los rumores de fuertes crisis en la pareja. Finalmente, en 1999, Antonio David Flores y Rocío Carrasco anunciaban públicamente su separación. De este modo, comenzaría entre ellos una brutal guerra mediática que dio el pistoletazo de salida con la respuesta a las supuestas infidelidades de uno y otro. Fue a raíz de su separación cuando Antonio David comenzó a convertirse en un habitual de los platós de televisión para dar su versión de los hechos.

Fueron muchos los que aseguraron que la condena a Antonio David por malversación de fondos públicos durante su etapa como Guardia Civil debilitó la pareja. Ahí comenzaron los problemas para Rociíto y Antonio David. Después vendrían los rumores de infidelidades, la presión mediática y un entorno algo hostil para la pareja. Según reveló el colaborador en su "curva de la vida" de 'GH VIP 7', su relación iba bien hasta los tres últimos meses, cuando se mudaron a la capital: "Si no hubiéramos venido a vivir a Madrid, a casa de mi suegra en paz descanse, se hubiera salvado, seguiríamos juntos", aseguró. Un emocionado Antonio David contaba entonces cómo todo les afectó: "Era todo lo que teníamos alrededor, amistades, muchas opiniones, la prensa todos los días en la puerta de casa, la televisión...".

El divorcio y la custodia de los niños

Y, así, con la demanda de divorcio comenzó su periplo judicial. Aunque se separaron en 1999, no fue hasta 2001 cuando firmaron su divorcio oficialmente. Como no podía ser de otra manera, su primera batalla legal fue por la custodia de sus hijos. Antonio David luchó para que el juez fallara a su favor y consiguió la custodia compartida. Los pequeños David y Rocío pasarían una quincena con su padre y otra con su madre, algo que sería decisivo para el futuro de la familia.

Rocío y David Flores Carrasco viendo la procesión de la Virgen de Regla 2016Rocío y David Flores Carrasco viendo la procesión de la Virgen de Regla 2016

Con el tiempo la relación de Rocío Carrasco con sus hijos (tanto como con el resto de su familia) se fue enfriando o complicando, hasta tal punto que loa menores manifestaron en varias ocasiones su deseo de quedarse con su padre. "¿No te acuerdas las imágenes que salían en la tele cuando los dejaba allí en la puerta de la urbanización de su madre y ellos lloraban que se agarraban a mi cuello? Imagínate cómo me quedaba yo después de pensar: ¿qué pasará, cuando no quieren irse?", recordaba Antonio David en 'GH VIP 7'.

La eterna guerra judicial

Pero la firma de su divorcio no fue el único motivo por el que se verían las caras Antonio David Flores y Rocío Carrasco en un juzgado. Más adelante llegaría el episodio entre la que fuera presentadora de 'Hable con ellas' y su hija, que las llevó a los tribunales. Tras una fuerte discusión entre madre e hija en la que llegaron a las manos, Rocío Flores acabaría viviendo con su padre y "condenada por este altercado". Aún así, la justicia que el rechazo de la joven hacia Rocío Flores no era atribuible a su padre, algo que la hija de Rocío Jurado no ha parado de intentar demostrar.

Rocío Carrasco y Fidel Albiac en la fiesta del 74 cumpleaños de María Teresa CamposRocío Carrasco y Fidel Albiac en la fiesta del 74 cumpleaños de María Teresa Campos

Y si Rocío Flores protagonizó este duro capítulo de esta historia, su hermano David fue el involuntario protagonista de otro. Tras su boda con Fidel Albiac en 2016, Rocío Carrasco interpuso una demanda contra Antonio David Flores por sustracción de menores por no dejar acudir a su hijo David a su boda. Sin embargo, el propio menor manifestó su desde de no acudir a dicho evento por la situación que tenía con su madre, el nuevo marido de esta y por el apego a su padre. Estos hechos se produjeron meses antes de que David cumpliera su mayoría de edad y decidiera, voluntariamente, irse a vivir con su padre y la nueva familia de este.

Sus nuevas vidas

Aunque no fue hasta 2016 cuando Rocío Carrasco y Fidel Albiac se unieron en matrimonio, su relación había empezado casi diez años antes. De hecho, el propio Antonio David, reveló en su momento que había pillado a la que todavía era su mujer siéndole desleal con el que se acabaría convirtiendo en su marido. Su relación parece haber sido la causante del enfrentamiento de Rociíto con gran parte de su familia y haber propiciado la separación con sus hijos.

Rocío Flores y Olga Moreno en la fiesta del 46 cumpleaños de Belén EstebanRocío Flores y Olga Moreno en la fiesta del 46 cumpleaños de Belén Esteban

Por su parte, Antonio David Flores encontró la felicidad en Olga Moreno con la que se casó en 2009 y tuvo a su hija Lola. Juntos han formado su familia a la que se han unido Rocío y David Flores. La unión familiar es más que evidente y ha quedado demostrada en multitud de ocasiones. Rocío Flores, en su etapa como defensora de su padre en 'GH VIP 7', aseguró que Olga era "una persona imprescindible en su vida" y no dudó en recordar que siempre había contado con su apoyo.

Vuelta a los juzgados

Pero si hay un episodio dramático para Antonio David en toda esta historia es la denuncia por lo penal que Rocío Carrasco le puso en el juzgado de violencia de género alegando daños psicológicos por las declaraciones del colaborador a lo largo de los años. Esto mantuvo a Antonio David alejado de los medios, centrándose en su familia y en demostrar su verdad. Finalmente, el juez acabaría fallando a su favor considerando que el estado psicológico de Rociíto no era una consecuencia directa de los comportamientos del que fuera concursante de 'Acorralados'.

Antonio David Flores llegando al juzgado a depositar una fianzaAntonio David Flores llegando al juzgado a depositar una fianza

Sin embargo, este no ha sido el último movimiento judicial de Rocío Carrasco. Y es que la expresentadora también quiso reclamar parte de la pensión de sus hijos que Antonio David no había pagado y lo acusó de fraude por ocultar sus fondos. Esto hizo que parte del sueldo del colaborador en su paso por 'GH VIP' fuera para la hija de Rocío Jurado por el incumplimiento del pasado. Ahora, las aguas podrían calmarse o todo lo contrario. ¿Seguirán viéndose las caras en el juzgado Antonio David Flores y Rocío Carrasco o pronto pondrán fin a esta historia?

Te puede interesar