Cristiano Ronaldo sorprende a Georgina Rodríguez llevándola al ballet en Londres

A TODO LUJO

Cristiano Ronaldo sorprende a Georgina Rodríguez llevándola al ballet en Londres

la pareja se ha escapado hasta la capital inglesa para disfrutar de unos días en compañía de su hijo mayor.

Cristiano Ronaldo sorprende a Georgina Rodríguez llevándola al ballet en Londres

Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez han hecho las maletas para disfrutar de una escapada en Londres. La pareja se ha llevado a Cristiano Ronaldo Junior durante este viaje dejando a los mellizos Eva y Mateo y a Alana Martina en Turín. En esta escapada han sido vistos una de las noches disfrutando de uno de la ATP Finals de la capital inglesa, donde vieron jugar a Novak Djokovic.

Geogina Rodríguez y Cristiano Ronaldo muy cariñosos con Cristiano Ronaldo Junior en LondresGeogina Rodríguez y Cristiano Ronaldo muy cariñosos con Cristiano Ronaldo Junior en Londres
El último lugar donde han sido vistos ha sido durante una obra de ballet en un centro como la Royal Opera House de Londres, un lugar espectacular. Ella misma se ha publicado una imagen de cómo disfrutó de la noche, y escribía de pie de foto: "Qué espectáculo poder disfrutar de la Bayadère de la mano de Marianela, mi compatriota argentina, y todos los bailarines. Me han hecho disfrutar de una velada maravillosa. Los sueños se hacen realidad... Gracias mi amor".

Esto para ella ha tenido que ser un sueño cumplido, más que nada porque es aficionada al ballet desde que era una niña y parece que esta ha sido una sorpresa que tenía el futbolista preparada para ella durante este viaje. Este escapada están disfrutando al máximo sin cortarse y privarse de lujos, puesto que estuvieron en el Hotel Bulgari, lugar donde la noche de estancia cuesta hasta 10.000 euros.

Lujos y más lujos

Por otro lado, según ha revelado The Sun, la pareja comió en el exclusivo restaurante Scott's donde se tomaron un vino valorado en 31.000 euros, y eso que solo estuvieron 15 minutos. Primero tomaron una botella de Richebourg Grand Cru, valorada en 20.000 euros, y por otro lado tomaron una botella de Pomerol Petrus del 82, valorada en unos 10.000 euros.

Te puede interesar