Carlos Falcó recuerda la noche que estuvo detenido: "Me acordé de Nelson Mandela"

UN MAL MOMENTO

Carlos Falcó recuerda la noche que estuvo detenido: "Me acordé de Nelson Mandela"

El empresario ha contado algunos detalles de un episodio bastante angustioso de su vida relacionado con su matrimonio.

Carlos Falcó recuerda la noche que estuvo detenido: "Me acordé de Nelson Mandela"

Carlos Falcó ha recordado un episodio angustioso de su vida después de que fuera detenido por un presunto delito de violencia de género en febrero de 2019. Lo cierto es que todo fue un malentendido porque continúa felizmente casado con Esther Doña, y además el Marqués de Griñón se ha mencionado al respecto en una entrevista para El Español.

Sus palabras después de haber estado en el calabozo han sido las siguientes: "Nunca había estado en comisaría. Me gusta saber qué es lo que pasa, qué podría ocurrirle a un hijo mío o a un inmigrante de los que trabajan en mi casa. Cómo te tratan, qué es un calabozo... Es un sitio siniestro".

Carlos Falcó y Esther Doña llegando a la boda de Fernando Fitz James-Stuart con Sofía PalazueloCarlos Falcó y Esther Doña llegando a la boda de Fernando Fitz James-Stuart con Sofía Palazuelo

Todo parece apuntar a que entre él y su mujer hubo un malentendido como pasa en cualquier matrimonio. "Una discusión de pareja. Si eso lleva a una detención... algo está funcionando mal. La inmensa mayoría de las parejas discute. Aquellas que no lo hacen prometen poco. Hay que tener algo de pasión", ha dicho. Y ha querido añadir: "Cuando no discutes nunca, se impone la indiferencia. En esos casos hay una discriminación porque se detiene al hombre".

El empresario ha confesado un recuerdo que le vino a la cabeza en el momento en el que estuvo detenido:"Aquella noche me acordé de Nelson Mandela, que estuvo veintisiete años encarcelado por el color de su piel. La Policía me pidió que fuera a declarar. Solicité un abogado de oficio, eran las dos de la mañana. Nunca llegó. Al día siguiente, vino el mío. El trato fue correcto. No me gustó el tratamiento posterior de la noticia. Salí libre y sin cargos". Y como es una persona muy optimista, de todo esto saca una conclusión: "Fue una experiencia, en cierto modo, positiva".

El Marqués de Griñón y Esther Doña en el evento de 'Harper's Bazaar' en MadridEl Marqués de Griñón y Esther Doña en el evento de 'Harper's Bazaar' en Madrid

Su intimidad, invadida

Pero lo cierto es que no estuvo propiamente en el calabozo como se dijo: "No, cuando lo vi, pedí que me hicieran una revisión médica. Luego estuve sentado en una sala. Aprendí cómo funciona una comisaría por la noche". Aclarando todo lo sucedido también ha dejado claro que tanto él como su mujer han sentido que su intimidad ha sido atacada, y se defiende a sí mismo como un profundo defensor de la igualdad de género.

Te puede interesar