Ana Soria vuelve al tendido para apoyar a Enrique Ponce en Nimes

EN NIMES

Ana Soria vuelve al tendido para apoyar a Enrique Ponce en Nimes

El torero ha vuelto a contar con el apoyo en persona de su novia Ana Soria en una plaza de toros después del susto que se llevó en El Puerto de Santa María.

Ana Soria vuelve al tendido para apoyar a Enrique Ponce en Nimes

Ana Soria ha decidido volver a pisar una plaza de toros y apoyar en persona a Enrique Ponce, algo que no hacía desde que se llevó el tremendo susto en El Puerto de Santa María por el percance que vivió el torero. Pero ahora la joven estudiante de Derecho ha decidido acompañar a su pareja hasta Nimes.

Ponce tenía un compromiso profesional allí y ella no dudó en hacer la maleta e ir junto a él. Con un semblante mucho más relajado que en anteriores ocasiones, Ana Soria ocupó su puesto en el tendido para seguir la faena de Enrique Ponce, tras la que la pareja disfrutó de un romántico paseo por la ciudad francesa.

Ana Soria llegando a la plaza de toros de NimesAna Soria llegando a la plaza de toros de Nimes

Y tras algunas compras el diestro y su chica regresaron a Madrid, donde tiene previsto instalarse para pasar este curso. Ella seguirá con sus estudios desde la capital y a él eso le permitirá estar más cerca de sus hijas, que ya llegaron a la ciudad junto a Paloma Cuevas con la vuelta al cole.

Enrique Ponce y Ana Soria se instalarán en Madrid

Una mudanza que en principio no estaba prevista puesto que se comentó que la pareja tenía previsto irse a vivir juntos en septiembre a Almería. Así, en un primer momento se dijo que ya habían incluso alquilado una casa, y más tarde se conoció que el padre de Ana Soria le había regalado una vivienda a su hija.

Enrique Ponce y Ana Soria llegando a Madrid desde NimesEnrique Ponce y Ana Soria llegando a Madrid desde Nimes

No obstante, parece que la pareja cambió el rumbo de sus planes e iniciarán su nueva vida en Madrid. Una nueva vida que llega después de un verano muy intenso en el que han estado siempre en el punto de mira y en el que ellos han tratado de disfrutar al máximo de su amor, ya sin esconderse y con total naturalidad.

Te puede interesar