Un palacio de cristal: Así es la mansión de 8000 metros cuadrados de Arizona que vende Alicia Keys

CASAS DE FAMOSOS

Un palacio de cristal: Así es la mansión de 8000 metros cuadrados de Arizona que vende Alicia Keys

La mansión cuenta con cuatro dormitorios, cinco baños, una piscina exterior, una bodega y unas increíbles vistas hacia la montaña de Camelback, en Phoenix.

Un palacio de cristal: Así es la mansión de 8000 metros cuadrados de Arizona que vende Alicia Keys

Alicia Keys durante el discurso de presentación de la plataforma TidalAlicia Keys durante el discurso de presentación de la plataforma Tidal

Sueños hechos realidad

Una de las voces más aclamadas del panorama musical que, a base de garra y esfuerzo, ha sabido posicionarse en uno de los mejores puestos mundiales y cuyas ganancias también le han ayudado bastante a cumplir más de un objetivo. El de vivir rodeada de naturaleza y con vistas de ensueño es, sin duda alguna, el mejor de ellos.

Un rinconcito en el que resguardarse de su ajetreada vida profesional que, finalmente, terminaba convirtiéndose en realidad hace 8 años. No era otra cosa que una enorme mansión, de los pies a la cabeza, que le ofertaba los deseos más queridos y que acabó por alcanzar el estado de propiedad de la señora Keys en el 2008.

A partir de entonces, los días para la ganadora de nada más y nada menos que 15 Grammys parecían transcurrir en una nube. Todo era idílico entre esos fuertes muros. Más si cabe cuando la persona a la que tanto quieres y con la que deseas pasar el resto de tu vida lo comparte contigo, en este caso, su marido Swizz Beatz.

Vista aérea de la mansión de Alicia Keys en ArizonaVista aérea de la mansión de Alicia Keys en Arizona

Una belleza arquitectónica con la que deseaba hacerse la intérprete de 'Girl on Fire' y que le ha acompañado durante todos estos años en cada uno de sus éxitos profesionales. Tan fuerte ha sido el deseo por esta vivienda que incluso la pareja ha llegado a bautizarla como 'Dreamland' -'tierra de los sueños-.

Allí, tanto su felicidad como su eterna sonrisa siempre han sido partícipes de todas y cada una de sus experiencias "hogareñas". Desde las rutinas diarias hasta las íntimas quedadas entre amigos, sin olvidar la multitud de trastadas y "primeras veces" que sus hijos, Egypt Daoud Dean y Genesis Ali Dean, habrán experimentado entre esas cuatro paredes.

Con el cartel de "se vende"

"Era un sueño hecho realidad. Por eso la llamamos 'Dreamland'", aseguraba la cantante a The Arizona Republic. Sin embargo, parece que con el paso del tiempo este gran deseo ha ido derivando, poco a poco, en estorbo. O así es como, involuntariamente, lo ha mostrado la propia Alicia Keys hace apenas unos meses.

Salón con vistas a la montaña de Camelback, en PhoenixSalón con vistas a la montaña de Camelback, en Phoenix

¿Qué de qué manera? Colgando el cartel de "se vende" a una de sus adquisiciones más preciadas -o al menos por el momento-. "Todo el que viene se encuentra muy a gusto. No hay en el mundo un lugar como éste", afirmó una vez la neoyorquina. No obstante, se desconoce la razón exacta que ha terminado por llevar a Keys a tomar una decir como esta.

Adiós a una de sus metas más queridas. Y como etiqueta, una cifra que sólo los más pudientes son capaces de alcanzar y, como no, de superar. Nada y nada menos que la friolera cantidad de 3.5 millones de euros. Ese es el precio por alcanzar el hasta entonces paraíso para quien defiende la belleza natural a los cuatro vientos.

Un casoplón en toda regla construido frente a la montaña de Camelback, en Phoenix -Arizona-, y que se caracteriza, sobre todo, por su casi plena apariencia acristalada. Un detalle que abarrota la estructura de la vivienda -la mires por donde la mires- y que le permitía, hasta hace unos meses, divisar este precioso paisaje desde cualquier rincón de la casa.

Uno de los detalles que más llama la atención de la cocina es su enorme chimenaUno de los detalles que más llama la atención de la cocina es su enorme chimena

Sin duda, un pabellón de cristal donde las características han sido cuidadas con minuciosa precisión y cuya decoración refleja a la perfección el carácter de la artista. Empezando, como no, por la influencia musical en una de sus salas, en forma de piano de cola en color morado. Un instrumento de pura elegancia que se funde con los detalles vanguardistas y modernistas de cuadros e inmobiliario y que se orienta a una de sus grandes cristaleras.

Un auténtico palacio de cristal

En total, tanto lo que es la vivienda en sí como todo el terreno que la rodea conforman una cantidad de casi 8.000 metros cuadrados. Una extensión visible desde prácticamente todos los puntos de la ciudad y desde la que se pueden contemplar asombrosas vistas del valle de Arizona.

Sobre todo, a través de sus ventanales de 6 metros de altura, que invaden desde habitaciones hasta baños e incluso cocina. Aunque si hay un lugar desde el que se pueden divisar sus vistas de la forma más relajada posible, es tumbado en la cama que se encuentra en uno de los rincones más especiales del salón. Allí, la naturaleza y la luz parecerá engullir te por segundos.

Tanto en sus diferentes terrazas como en su piscina exterior se puede contemplar la belleza de la zonaTanto en sus diferentes terrazas como en su piscina exterior se puede contemplar la belleza de la zona

De esta forma, la grandiosidad de esta mansión se palpa desde principio a fin. Con una grandiosa cocina con chimenea, un pequeño rincón de juegos, cuatro dormitorios -algunos con camas de bambú con dosel-, cinco baños, un aseo, una piscina exterior, una espectacular terraza con vistas a las montañas de Phoenix, una bodega, un garaje con capacidad para seis vehículos es normal que Alicia Keys se declarase prácticamente fan incondicional de ella.

Sin embargo, a partir de ahora no será la cantante quien pueda seguir presumiendo de sus encantos, sino aquel o aquella con el suficiente poder adquisitivo y la suficiente paciencia de llevar una casa de tal envergadura...

Te puede interesar