Taylor Swift y Tom Hiddleston paseando por las costas de Suffolk