Blake Lively y Ryan Reynolds durante la presentación de la película 'A quiet place'