Paloma Sánchez-Garnica: "Los principios de la propaganda nazi de Goebbels están a la orden del día, no es algo del pasado"
Insertar

Elige el que más te convenga de entre los tamaños predefinidos que ofrecemos, o introduce el que necesitas.

Grande (1000x618)

Normal (720x445)

Pequeño (480x297)

Personalizado x

Paloma Sánchez-Garnica: "Los principios de la propaganda nazi de Goebbels están a la orden del día, no es algo del pasado"

La escritora participó en un 'Ha venido a hablar de su libro' especial al haber tenido lugar en Berlín, uno de los escenarios principales de su novela 'Últimos días en Berlín'.

Paloma Sánchez-Garnica quedó finalista en el Premio Planeta 2021 con la novela 'Últimos días en Berlín', un libro que aborda el horror del nazismo y del estalinismo. La autora participó en 'Ha venido a hablar de su libro' en Berlín, donde tras mostrarnos los escenarios de la novela en la capital alemana nos acercamos al barrio judío para compartir una charla con la escritora. Paloma Sánchez-Garnica empieza reconociendo que todo surgió a partir de la lectura, la clave para construir cualquiera de sus novelas. En este caso leía para entender cómo Alemania permitió el ascenso del nazismo, pero se cruzaron lecturas sobre el estalinismo y pensó que su libro debía mostrar ambos totalitarismos, dos regímenes de terror que tienen mucho en común pero que no se percibe de igual forma. Como recuerda la escritora, el nazismo ha sido juzgado y condenado, mientras que el estalinismo, al haber ganado la II Guerra Mundial y haber contribuido a acabar con el nazismo, no se vio de la misma manera. De hecho, asegura que todavía hoy a nadie se le ocurre decir que es nazi, mientras que existe una cierta condescendencia con el comunismo. No duda Paloma Sánchez-Garnica en mencionar a Putin, una mezcla entre el zarismo y esa gran Rusia patria que quiere volver a ser temida por el mundo, un mundo que ha cambiado mucho desde la II Guerra Mundial pero en el que hay que estar vigilante para no perder los derechos y libertades que tanto ha costado conseguir y que tan rápido se pueden perder. Y para no dejarnos manipular, sobre todo teniendo en cuenta que como manifiesta la autora, los principios de Goebbels están a la orden del día, debemos estar alerta y debemos leer para evitar que vuelva a ocurrir lo que nunca debió tener lugar.

103