Los intentos de Carmina Ordóñez por rehabilitarse marcan el desenlace de 'Carmina'

ESTE MIÉRCOLES A LAS 22:00 HORAS

Los intentos de Carmina Ordóñez por rehabilitarse marcan el desenlace de 'Carmina'

Su divorcio de Julián Contreras y Ernesto Neyra, sus adicciones y su muerte, en el desenlace de la miniserie sobre Carmina Ordóñez.

Patricia Vico en una escena de 'Carmina' situada en MarruecosPatricia Vico en una escena de 'Carmina' situada en Marruecos

Su matrimonio con Paquirri (Ángel Caballero) acabó en divorcio y ahora el distanciamiento parece abocar al fracaso su relación con Julián Contreras, el padre de su tercer hijo. Así comienza el desenlace de 'Carmina', la tv movie que emite Telecinco sobre la vida de la fallecida Carmen Ordónez.

En la segunda entrega del biopic que se emite este miércoles a las 22:00 horas, Carmina (Patricia Vico) descubre que su hijo Fran desea convertirse en una figura del toreo, decisión que cuenta con el apoyo incondicional de su abuelo, el matador Antonio Ordóñez. A pesar del temor y respeto que le infunde el mundo de los toros, Carmina concede su autorización para que su primogénito pueda forjarse una carrera profesional como torero.

En el ámbito personal, su asistencia a múltiples fiestas en Marrakech provocan un distanciamiento con Julián Contreras, su segundo marido, situación que culmina en en 1994 con la ruptura matrimonial de la pareja. Fiel a sus raíces y estilo de vida, Carmina acude al Rocío, donde conoce a Ernesto Neyra.

Patricia Vico en una de las escenas de la tv movie 'Carmina'Patricia Vico en una de las escenas de la tv movie 'Carmina'

El fracaso de su matrimonio con Ernesto Neyra

Profundamente enamorada, contrae matrimonio en 1997 con el atractivo bailarín sevillano, relación que concluye dos años después. Tras separarse de él, Carmina se enfrenta a uno de los momentos más duros de su vida: denunciar públicamente que ha sido víctima de maltrato.

Sus miedos e inseguridades se acentúan en el último periodo de su vida, donde ingresa en varias ocasiones en una clínica de rehabilitación. A pesar de sus intentos por recuperar las riendas de su vida, Carmina regresa a Madrid, donde fallece repentinamente en su domicilio en julio de 2004.

Te puede interesar