Carmen Borrego tendrá que volver a pasar por quirófano porque ella misma se ha estropeado su operación

UN DISGUSTO

Carmen Borrego tendrá que volver a pasar por quirófano porque ella misma se ha estropeado su operación

La colaboradora de 'Sálvame' ha contado que deberá pasar por quirófano de nuevo para retocarse la zona de la papada.

Carmen Borrego tendrá que volver a pasar por quirófano porque ella misma se ha estropeado su operación

Carmen Borrego se ha convertido en una de las grandes protagonistas de 'Sálvame' a raíz de su reto semanal, pero parece que ese reto de adelgazar le ha jugado una mala pasada que no es ninguna tontería. Hace algunos meses, la colaboradora decidió someterse a una operación de cirugía estética para reducir su papada, algo que la tenía bastante acomplejada.

Pues bien, ahora ha anunciado que tendrá que volver a pasar por quirófano ante la sorpresa de todos los colaboradores que se encontraban en el programa. "Tengo que operarme de nuevo, porque me he fastidiado la operación y me tengo que retocar", explicaba la colaboradora un poco fastidiada.

Carmen Borrego maquillada para su reto semanal | Foto: telecinco.esCarmen Borrego maquillada para su reto semanal | Foto: telecinco.es

Al parecer, al adelgazar tanto y tan repentinamente, se le ha caído el músculo del cuello y eso es algo que no tiene otro arreglo, nada más que la operación. Sin lugar a dudas, es una auténtica faena para Carmen Borrego y ha asegurado que está más nerviosa incluso que la primera vez: "Tengo un poco de angustia". Lo que no ha desvelado es cuando se realizará esta segunda intervención.

Una mala tarde

Carmen Borrego siguió siendo la protagonista porque vivió un momento bastante tenso con la maquilladora del programa. La hermana de Terelu Campos no estaba de acuerdo con lo que la estaban haciendo y saltó: "Siempre quedaré de que no hago nada. Hoy no tengo mucho ánimo". "Parece que me han dado un puñetazo", apuntaba sobre el maquillaje de los ojos. "Hombre si lo único que digo es 'chica no me pongas eso' pues me cabreo", añadía. Después en plató decía: "La que acabó llorando fui yo, no la maquilladora. Tengo todo mi derecho a decir que no me gusta".

Te puede interesar