8 razones por las que Michelle Obama es un ejemplo a seguir

MUY QUERIDA

8 razones por las que Michelle Obama es un ejemplo a seguir

Su paso por la Casa Blanca junto a su marido y expresidente, Barack Obama, le han hecho forjarse como uno de los grandes emblemas de la historia de Estados Unidos y del mundo en general.

8 razones por las que Michelle Obama es un ejemplo a seguir

La historia y el legado de Michelle Obama tras ser llegar a ser Primera Dama de Estados Unidos en el año 2009, ha marcado un antes y un después en todo el mundo. Y ya no solo por su forma de ser, sino también por la temática de los numerosos actos y apariciones públicas que ha protagonizado. Momentos en los que se ha podido ver a la mujer de Barack Obama de la forma más transparente posible y que hicieron que el público comenzara a considerarla como un claro ejemplo a seguir.

Y lo cierto es que esta favorable etiqueta ha sabido ganársela a lo largo de los ocho años de presidencia de Obama en la Casa Blanca. Un periodo de tiempo en el que ambos sorprendieron para bien y que sirvió a Michelle Obama para involucrarse en lo que más le gustaba: defensa de las minorías, participaciones en actos benéficos, apoyo y defensa de los derechos de la mujer... Logros y actuaciones que han sabido tocar fondo en muchos corazones de ciudadanos norteamericanos y que han hecho que el resto de países sintiera una clara atracción por la familia Obama.

Michelle Obama junto a su marido y sus dos niñas pequeñasMichelle Obama junto a su marido y sus dos niñas pequeñas

La que fue Primera Dama afroamericana de la historia de Estados Unidos es una mujer carismática e irrefrenable, y por eso realizamos un pequeño balance y recorrido por aquello de sus momentos más significados, causas suficientes como para haberla configurado como un buen ejemplo a seguir en todo el mundo.

1 Por mostrar SIEMPRE su lado más sincero

Siempre lo ha hecho. Durante los ocho años con Barack Obama en la presidencia del país, Michelle Obama siempre ha hecho gala de su sentir más sincero, expresando y compartiendo sus vivencias, opiniones y creencias sin ninguna clase de tapujos. Sin duda alguna, un ejemplo total de transparencia que supo calar con fuerza entre el pueblo norteamericano. Sin embargo, el culmen de la sinceridad llegaba hace apenas unos meses, con el lanzamiento de su autobiografía en un libro titulado 'Becoming'.

En ella, la que fue primera dama de Estados Unidos ha querido reflejas cuáles fueron algunas de sus primeras sensaciones nada más tomar el cargo junto a su marido: "Tenía que destacar sin eclipsar a los demás, no desentonar pero tampoco ser invisible. Como mujer negra, sabía que me criticarían si me percibían como amiga de la ostentación y el lujo, y lo mismo si me pasaba de informal", comenta Obama entre sus páginas. Además, confiesa que debido a su color de piel, y a diferencia de sus predecesoras blancas, "la elegancia tendría que ganármela". Una lectura obligada para conocer más a fondo a esta gran mujer.

La Reina Letizia y Michelle Obama en La ZarzuelaLa Reina Letizia y Michelle Obama en La Zarzuela

2 Por tener un brillante sentido del humor

Otro de los rasgos importantes de los que puede presumir Michelle Obama es de tener un buen sentido del humor. Y es que, en sus apariciones, además de deleitarnos con su don de palabra, sus coherencias y sus palabras imponentes, también ha intentado siempre reservar unos minutos a esta cualidad tan personal. Algo que se ha visto, durante estos últimos años, en sus diferentes intervenciones en programas de televisión y discursos. En una entrevista para Variety llego incluso a confesar la estrategia de este don: "Soy un producto de la cultura pop [...] Mi posición es, primero haz que se rían y luego te escucharán. Así que siempre estoy lista para una buena broma". Un buen gancho para atraer la atención de todo el mundo.

3 Por ser una mujer sencilla y sin miedo a hacer el ridículo

Si hay algo de lo que ha podido presumir Michelle Obama durante los 8 años de Barack Obama en la presidencia de los Estados Unidos, es de haberse mostrado siempre tal y como es. Sin excepciones. De ahí que muchas veces le hayamos visto desmelenarse y mostrar su lado más divertido, sin miedo alguno de hacer el ridículo frente a las cámaras. Un claro ejemplo de ello pudimos verlo hace apenas unos meses, durante su promoción de 'Becoming' en el programa de Ellen DeGeneres, en la que Obama se atrevía a imita a su marido en una ronda de preguntas. Aunque fue, sin duda, en el show de Jimmy Fallon, en el año 2013, cuando se pudo ver una de las apariciones de Obama más cómicas, bailando junto al presentador.

Michelle Obama bailando en el programa de Jimmy Fallon junto al propio presentadorMichelle Obama bailando con Jimmy Fallon en el programa 'The Tonight Show Starring Jimmy Fallon'

4 Por ser una madre de 10

Se un ejemplo de madre a seguir también es una cualidad que Michelle Obama ha demostrado en base a sus valores y discursos. Malia y Sasha Obama son las dos hijas del matrimonio Obama, y ambas pueden estar orgullosas de tener una madre modelo, quien siempre ha enfocado sus discursos en base al respeto, la tolerancia y el esfuerzo personal. Aptitudes que siempre ha mantenido también en su ámbito familiar. ¿De qué manera? Tratando a sus hijas como su fueran dos adolescentes norteamericanas más. Es más, una de ellas llegó a aprender lo que es realmente trabajar y ganar su propio sueldo hace apenas unos veranos, trabajando en un restaurante.

5 Por su defensa y preocupación por la mujer

Esta ha sido, sin duda alguna, la gran lucha de Michelle Obama durante los ocho años de presidencias de Barack Obama. Una preocupación constante por la defensa de la mujer que le ha llevado a dejar auténticos discursos para el recuerdo. En ellos, siempre ha insistido en la importancia de la igual del sexo femenino frente al masculino, sobre todo, en países en desarrollo, donde la educación y las oportunidad no parecen pertecer al ámbito de la mujer. De ahí su proyecto Let Girls Learn, con el que ayudaba a garantizar la educación de muchas jóvenes en países como Jordania o la República del Congo.

Michelle Obama muy agradecida en su último discurso como Primera Dama en WashingtonMichelle Obama muy agradecida en su último discurso como Primera Dama en Washington

6 Por su sensatez y transparencia

Si por algo ha sido la primera dama de Estados Unidos más querida por el pueblo es por haberse mostrado, durante todo este tiempo, tal y como es. Una transparencia total que siempre ha divulgado en cada una de sus intervenciones mediáticas y en las que, por supuesto, también ha bañado sus discursos de una sensatez impecable. Un emblema en la política de los Estados Unidos que ha pasado a convertirse en uno de los mejores ejemplos a seguir. Aunque eso sí, siempre acompañado por el respeto y la discreción. Algo que se ha podido ver durante sus últimas semanas como primera dama, desbancando las bases de la política de Trump sin llegar a nombrarle y con argumentos racionales.

7 Por mostrarse en contra del racismo y la violencia

Mentiríamos si dijésemos que no es algo con lo que siempre ha intentado luchar Michelle Obama durante sus ocho años, junto a su esposo, en la presidencia del país. Fue, además, el pilar que sustentó su último discurso en la Casa Blanca en enero del 2017, en el que se dirigía a los jóvenes con un objetivo claro: diversidad y respeto. "Si tú o tus padres son inmigrantes, eres parte de una orgullosa tradición estadounidense que nos ha convertido en la mejor nación de la Tierra", afirmaba con firmeza Obama.

Michelle Obama en la Casa Blanca junto a Harvey Weinstein, Whoopi Goldberg y Blake LivelyMichelle Obama en la Casa Blanca junto a Harvey Weinstein, Whoopi Goldberg y Blake Lively

Y continuaba: "Seas musulmán, cristiano, judío, hindú, sikh, estas religiones enseñan a nuestros jóvenes sobre justicia, compasión y honestidad. Quiero que nuestros jóvenes sigan aprendiendo y practicando esos valores con orgullo. Nuestra gloriosa diversidad de creencias, colores y credos no es una amenaza para nosotros, nos hace quienes somos". Palabras que distan -y mucho- de las bases que formaron el discurso de su actual presidente Donald Trump.

8 Por ser, sin duda, el mejor ejemplo a seguir

Con todo esto, razón no nos falta si decimos en voz alta que Michelle Obama es, indudablemente, un ejemplo a seguir para cualquier mujer y persona, en general, de este planeta. Tanto por su carisma como por los valores que le han hecho crecer y formarse como uno de los grandes emblemas para la historia de Estados Unidos. No existen palabras que desacrediten el buen ejercicio realizado durante sus años en la Casa Blanca, sino todo lo contrario. Y ella, se muestra más que agradecida por todo el cariño recibido: "Ser su primera dama ha sido el mayor honor de mi vida y espero haberlos hecho sentir orgullosos".

Te puede interesar