Irene Montero y Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados